El GOB advierte que la actual dotación de agentes no puede abordar la presión medioambiental que sufren las Islas


PALMA DE MALLORCA|
El GOB advierte que la actual dotación de agentes no puede abordar la presión medioambiental que sufren las Islas

El GOB advierte que la actual dotación de agentes no puede abordar la presión medioambiental que sufren las Islas PALMA DE MALLORCA | EUROPA PRESS

En relación a la media estatal, los agentes de medio ambiente en Baleares han de vigilar un 58% más de superficie en los espacios protegidos de la red Natura 2000

El grupo ecologista GOB ha advertido este lunes que la actual dotación de agentes de medio ambiente no puede abordar la presión medioambiental que sufren las Islas.

En un comunicado, la entidad ha señalado que los agentes de la autoridad "no dan a basto ni para detectar ni para reaccionar rápidamente contra los los impactos medioambientales que se producen de forma cotidiana" que habitualmente son detectados y denunciados por los ciudadanos o organizaciones medioambientales.

"La falta de presencia preventiva y de intervención de los agentes de medio ambiente está generando una sensación generalizada de impunidad", han lamentado desde el GOB, y han puesto como ejemplo algunas ilegalidades que se han visto a lo largo de las últimas semanas; como el fondeo de embarcaciones sobre posidonia, circulación de caballos sobre dunas, aparcamientos en zonas protegidas...

LA VIGILANCIA EN LOS ESPACIOS PROTEGIDOS ES INSUFICIENTE

En concreto, el grupo ecologista se ha referido al parque natural de s'Albufera de Mallorca donde, según explican, "sólo se cuenta con un agente de medio ambiente y con dedicación no exclusiva".

"Nunca a lo largo de su historia el parque ha tenido un nivel de vigilancia más bajo; desgraciadamente se está convirtiendo en una situación normal, mientras en otros momentos hubo hasta 4 personas realizando tareas de vigilancia", han agregado al respecto.

Por su parte, el paraje natural de la Serra de Tramuntana cuenta, los fines de semana, con 2 agentes para vigilar 63.000 hectáreas.

"Son sólo dos ejemplos, y corresponden a espacios del más alto nivel de protección. En el resto de espacios de la Red Natura 2000 que no son parques o reservas la situación es evidentemente mucho peor", han apuntado.

MENOS AGENTES MEDIO AMBIENTALES QUE EN OTRA

En relación a la media estatal, los agentes de medio ambiente en Baleares han de vigilar un 58% más de superficie en los espacios protegidos de la red Natura 2000, y sólo Extremadura tiene un nivel de vigilancia inferior al nuestro en sus espacios naturales.

Asimismo, el GOB señala que la cantidad de impactos tiene una relación directa con la densidad de población sobre el terreno y, en este sentido, apunta a que la relación entre el número de habitantes y el de agentes de medio ambiente en Baleares multiplica casi por 4 la media estatal.

Así, en Baleares cada agente de medio ambiente debe vigilar casi el doble de superficie que uno de Canarias, y vigilar los impactos generados por más del doble de habitantes.