Survival denuncia que la construcción de una vía junto al Amazonas peruano podría acabar con las tribus indígenas


MADRID|

El proyecto para la construcción de una carretera que uniría la localidad peruana de Puerto Esperanza con la vía interoceánica que atraviesa el país tendría un impacto negativo en varios pueblos indígenas del Amazonas, según ha denunciado la ONG Survival International, que ha alertado de que la vía podría acabar con las tribus aisladas de la región.

La organización, que ha presentado una queja al respecto ante la ONU alegando que la situación pondría en peligro a las comunidades tribales aisladas, ha instado al Gobierno peruano a rechazar la iniciativa. A pesar de que el Congreso se opuso a la carretera en 2012, la construcción ha proseguido de manera ilegal durante los últimos años.

"Si el proyecto sale adelante destruirá a los pueblos indígenas aislados. Survival lleva décadas luchando contra la construcción de carreteras en esta parte de la Amazonía. Si Perú tiene algún respeto por los Derechos Humanos y el cumplimiento de la ley, debe poner fin a estos planes enseguida", ha indicado el director de la ONG, Stephen Corry.

Survival ha alertado de que los pueblos indígenas aislados son los más vulnerables del planeta. En Perú hay unas quince tribus no contactadas, muchas de las cuales se encuentran en la región del Amazonas, donde planean construir la vía, que tendrá 270 kilómetros de largo, según la ONG.

La mayoría de los indígenas, que suponen el 80 por ciento de la población de la zona, se oponen a la carretera. "No aceptamos este tipo de proyectos, los rechazamos tajantemente porque no benefician a los indígenas sino a los mineros y petroleros ilegales, así como a los narcotraficantes", ha señalado el presidente de la organización defensora de los Derechos de los indígenas FECONAPU, Emilio Montes.

"Esto atentaría contra la vida de las tribus aisladas, como los mashco piros. Supone una depredación de nuestros recursos naturales, como la flora y la fauna. Queremos que respeten nuestro territorio ancestral, que es para nuestros hijos", ha aseverado.

"Necesitamos otro tipo de desarrollo, uno sostenible que vaya acorde con nuestros recursos. Así podremos vivir una vida plena con esperanza y perspectiva de futuro", ha añadido.

La carretera, propuesta principalmente por el cura católico Miguel Piovesan, que ha descrito a los pueblos indígenas de la región como "prehistóricos", ha contado con el apoyo del expresidente peruano Ollanta Humala y ha sido presentada ante el Congreso por Carlos Tubino, diputado del partido Fuerza Popular.