Agricultura amplía las instalaciones del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valle para darle dimensión educativa

MURCIA, 21 (EUROPA PRESS)

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, inauguró hoy las nuevas instalaciones del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valle, cuyas obras han supuesto una inversión de 800.000 euros y permitirán, a partir de ahora, la realización de visitas guiadas al objeto de darle una dimensión educativa.

Esta ampliación responde al "gran interés mostrado por la población escolar, asociaciones y particulares en el conocimiento de la fauna regional", declaró Cerdá, quien señaló que el objetivo es que "pueda compatibilizar sus labores veterinarias con las formativas y divulgativas". En este sentido, apuntó que "se estima que podrán visitar el Centro unos 20.000 niños al año".

Asimismo, recordó que a finales de 2006 la Administración regional acometió una primera fase de reformas, con una inversión de 900.000 euros, "para modernizar las instalaciones veterinarias destinadas al albergue y cuidado de la fauna silvestre".

Entonces, se construyeron nuevas dependencias para la Clínica Marina, que alberga los tanques y salas de recuperación de fauna acuática; y nuevas instalaciones para musculación de aves, en una superficie total de 500 m2, según informó el Gobierno regional en un comunicado.

La segunda fase de ampliación del Centro alberga un área de uso público que viene a sumarse a otras infraestructuras ya existentes en el entorno próximo, como son el Centro de Visitantes y el Aula de Naturaleza Arboretum El Valle.

Todo ello, destacó Cerdá, "conformará de ahora en adelante una amplia oferta educativa para el conocimiento del medio natural, de fácil acceso, ya que está situada en la entrada de uno de los parques regionales más emblemáticos, cercano a Murcia".

REPRODUCCIÓN DE HÁBITATS REGIONALES

La nueva área para visitantes del Centro reproduce los distintos ambientes o hábitats regionales donde habita la fauna silvestre: el río, reino de la nutria; el agua, como medio de vida para las aves acuáticas; los roquedos de alta montaña, donde habita la cabra montés; las llanuras, refugio de las aves esteparias; los humedales salinos, donde habita el flamenco; los bosques, lugares idóneos para el jabalí; los matorrales claros, lugar apreciado por la tortuga mora y el aviario para aves rapaces, entre otros.

Además, el edificio de recepción de visitantes e información se compone de pabellones que simbolizan los cuatro elementos: sol, agua, tierra y aire; y en el itinerario formativo destaca la presencia del aviario con forma fusiforme, que albergará aves de interés. Destaca, también, el pabellón destinado a especies nocturnas, en el que podrán observarse tanto aves como mamíferos del ámbito crepuscular.

El consejero destacó el gran interés de la fauna regional, que incluye 356 especies de vertebrados terrestres, 13 especies de peces continentales y 46 especies citadas en el Mar Menor.

Tras lo que resaltó la presencia de la nutria en los tramos medio y alto del río Segura y sus afluentes, y las 22 especies de aves, con especial mención al águila real, la avutarda o la gaviota de Audouin, cuya presencia ha motivado la declaración de diversas Zonas de Especial Protección para las Aves.

La nueva área de uso público del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre podrá ser visitada a partir de la segunda semana de junio, de martes a domingo y festivos. Serán visitas guiadas y con un cupo límite de personas diario.

Las especies animales expuestas serán silvestres, lo que requiere de una organización sistematizada de las visitas, de manera que éstas afecten lo menos posible a sus ciclos biológicos. Los encargados del Centro de Recuperación irán incorporando al área de visitantes aquellas especies que puedan ser expuestas, sin riesgo alguno, por no ser recuperables o encontrarse en un estado especial de dificultad para ser reintroducidas en su hábitat natural.

Al citado Centro llegan anualmente entre 1.000 y 1.200 animales (aves, reptiles y mamíferos), de los cuales se recuperan totalmente entre un 60 y un 70 por ciento.