Cantabria presenta en Aquitania un proyecto de uso de ganado autóctono como instrumento de gestión forestal

El objetivo de esta presentación es sumar nuevos socios a esta iniciativa INTERREG

SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS)

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno cántabro, Jesús Oria, ha presentado en la región francesa de Aquitania el proyecto URABIN, cuyo objetivo es la utilización de razas de ganado autóctonas en peligro de extinción como instrumentos de gestión forestal para el fomento de la biodiversidad y la prevención de incendios.

Se trata de una iniciativa INTERREG de la que forma parte la Consejería de Desarrollo Rural cántabra como jefe de filas y que Oria ha presentado en el seminario internacional 'Las razas bovinas de Aquitania: triunfos para los ganaderos de todo el mundo', con el fin de buscar nuevos socios.

Según explicó el Gobierno cántabro en un comunicado, el proyecto URABIN es una iniciativa de cooperación territorial orientada a la recuperación de la biodiversidad de los paisajes silvopastorales del sudoeste europeo mediante la utilización de razas autóctonas de ganado en vías de extinción.

De hecho, con la presentación en Aquitania del proyecto URABIN lo que se busca es aunar más socios al proyecto, especialmente la región de Aquitania, ubicada en el departamento de los Midi-Pyrénées.

Algunos de los asociados de Cantabria son SEO Bird Life, Asociación Nacional de la Raza Tudanca, Asociación Nacional de la Raza Monchina, Agencia de Desarrollo Local de Torrelavega, Grupo de Acción Local de Saja Nansa y la Mancomunidad de Municipios Sostenibles.

EL PROYECTO

El proyecto se fija como objetivos recuperar espacios silvopastorales en desuso, incrementar su biodiversidad y reducir el riesgo de incendios, así como la conservación y potenciación de las razas en peligro de extinción. Además, se persigue el mantenimiento de las actividades ganaderas tradicionales, la creación de empleo y fijación de la población en el medio rural, la valorización de las aptitudes de las razas amenazadas y la sensibilización de la sociedad.

La iniciativa pivota sobre tres pilares: ganado de razas autóctonas, espacios naturales protegidos y gestión silvopastoral. El fin principal que se persigue es utilizar ganado de razas autóctonas para, mediante sistemas de gestión silvopastoral, contribuir a la disminución del riesgo de incendios forestales favoreciendo la conservación y mejora de la biodiversidad.

La integración de estos pilares se adaptará a las características de cada una de las regiones que participen, de sus espacios naturales y de las posibilidades de sus razas autóctonas.

El contenido del proyecto conlleva la selección de parcelas demostrativas que constituyen la base territorial desde la cual se analizará la validez de los modelos teóricos diseñados, los indicadores de biodiversidad y de riesgo de incendios asociados a la utilización del ganado, y realizar las correspondientes tareas de sensibilización social sobre la protección del medio natural.

El proyecto pretende perdurar en el tiempo propiciando la creación de una red de excelencia de espacios silvopastorales gestionados mediante razas autóctonas, que permita simultáneamente proteger los espacios naturales y establecer alternativas de uso que garanticen la pervivencia de las razas autóctonas.

LLAMAMIENTO A LA COLABORACIÓN

El consejero cántabro ha hecho un llamamiento para la colaboración en el mismo "con la convicción de que responde a intereses comunes y constituye un ámbito en el que la colaboración entre ambas regiones es posible y será fructífera".

En su intervención, Oria destacó que este proyecto "conjuga como pocos la actividad ganadera y la protección de la naturaleza" y destacó que entre los objetivos de su departamento está la conservación del patrimonio natural, junto con el mantenimiento de la población en las zonas rurales mejorando su calidad de vida, y la protección, difusión y mejora de las razas autóctonas.

Y según dijo, este proyecto que Cantabria desea poner en marcha en colaboración con otras instituciones de Francia, Portugal y España, coincide en las líneas principales con estos objetivos.

Oria recordó el poder destructivo de los incendios forestales sobre el patrimonio natural y opinó que la actividad preventiva se convierte en una prioridad. En esta línea, afirmó que el proyecto URABIN "puede resultar un instrumento muy válido para mejorar en la prevención".

SEMINARIO

El seminario en el que se ha presentado este proyecto fue inaugurado por la vicepresidenta del Consejo Regional, encargada de Agricultura, Beatrice Gendreau, y el presidente de la Cámara de Agricultura de Aquitania, Dominique Graciet.

También participó el representante de la delegación de la raza limusina de Noruega, Ola Jorn Tilren, y se presentó un vídeo sobre el Concurso Nacional Australiano de la raza Bazadaise, además de los resultados de la implantación del esquema general de la raza rubia de Aquitania.

La representación española corrió a cargo del consejero de Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria, Jesús Oria, y de la presidenta de la Diputación de Salamanca, Isabel Jiménez.