Detienen una pelea de gallos, en la que intervienen unos 40 animales y denuncian a más de 100 personas

MÁLAGA, 30 (EUROPA PRESS)

La Policía Local de Málaga y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil detuvieron en la tarde de ayer en la barriada malagueña de Mangas Verdes una pelea de gallos clandestina, en la que se concentraban un centenar de personas, que fueron denunciadas, y donde se incautaron de cerca de 40 de estas aves, una con múltiples heridas sangrantes y en muy mal estado.

La actuación tuvo lugar en la calle Arroyo de Aceiteros, hasta donde los agentes de la Policía Local se habían desplazado alertados de que un vecino había construido de forma ilegal una edificación colindante con su vivienda para organizar peleas de gallos.

Esta edificación dispone de un coso para la peleas, de un graderío para unos 200 personas, bar e instalaciones para la tenencia y cría de estos animales, según informó la Policía Local en un comunicado.

Así, precisó que las seis gradas no reúnen condiciones de seguridad e higiene, sobre todo la estructura, construida de aglomerado y tubos metálicos. De hecho, la Gerencia Municipal de Urbanismo tiene abierto un expediente por infracción urbanística.

DENUNCIADOS

En el momento de la intervención policial había unas 100 personas presenciando uno de los combates, todos los cuales fueron denunciados por su asistencia al local, en virtud de la Ley 11/2003, de Protección de Animales.

Igualmente, fueron denunciadas otras tres personas por considerarse organizadores de las peleas, habiéndose intervenido, además de los cerca de 40 gallos, útiles para manipular sus espolones naturales con la finalidad de ser cambiados por otros más agresivos y otros justificativos de la actividad que allí se realizaba.

El coso evidenciaba las peleas de animales por las manchas de sangre existentes. Además, en el suelo del graderío se recogieron numerosos restos de porros y trozos de hachís, habiendo denunciado a dos de los espectadores por tenencia de estupefacientes y a otros dos por llevar armas blancas.

MÁS DE 12.000 EUROS

Por otro lado, entre los asistentes se detectaron más de 12.000 euros. Los agentes sospechan que este dinero se podría haber empleado en el cruce de apuestas.

De todas las actuaciones practicadas se ha dado cuenta a la Fiscalía de Medio Ambiente, por si las peleas pudieran ser constitutivas de infracción penal.