Ecologistas pide a la Junta el desarrollo de un plan contra el uso de cebos envenenados en la provincia de Toledo

TOLEDO, 13 (EUROPA PRESS) Ecologistas en Acción ha alertado del incremento del uso de veneno en los cotos de caza de la provincia de Toledo, y lamentó que la pasividad de la Delegación de Agricultura, responsable del desarrollo del Plan contra el Veneno en la provincia, pone en riesgo la conservación de especies amenazadas y la salud de las personas. En nota de prensa, Ecologistas en Acción exigió que se actúe de forma contundente y se decrete la suspensión inmediata de la actividad cinegética de los cotos donde se detecte el uso de veneno. En las últimas semanas del mes de enero, aún con la temporada de caza abierta, se han registrado dos casos "muy graves" de uso veneno y de otras artes de caza ilegales en sendos cotos de la provincia de Toledo, señalaron. En el primero de ellos, en la finca Castrejón Alto en el término municipal de Polán, se localizaron diversos cebos, trozos de pollo y de sebo impregnados de insecticida, a la par que se encontraban numerosos lazos ilegales y los restos de dos águilas reales y de un gavilán. En el segundo, en el coto Cambrillos Norte en el término de Albarreal de Tajo, se localizaron trozos de tortilla de patata precocinada impregnados igualmente de un pesticida. En este caso, además, se recogió la confesión de los hechos por el presunto autor de los mismos. Estos casos, apuntaron se añaden al registrado en el verano del año pasado en el coto de la Junta de Propietarios San Humberto en Santa Olalla en el que se localizaron cuatro buitres negros cuya autopsia reveló que habían sido objeto de un envenenamiento que les había provocado una muerte fulminante. En todos los casos las actuaciones han sido llevadas a cabo por agentes medioambientales, a los que Ecologistas en Acción reconoció el mérito de las investigaciones. Sin embargo, criticaron "esta labor investigadora se está viendo truncada por la pasividad de la Delegación de Agricultura en tramitar las denuncias y, lo más importante, en tomar medidas de cierre de los cotos de caza, como medio de prevención de mayor número de muertes de especies protegidas o cinegéticas y, lo que es más importante, para evitar que los venenos distribuidos por el campo puedan llegar incluso a afectar a las personas". Ecologistas en Acción, en el marco del Plan Regional contra el Uso Ilegal de Cebos Envenenados en el Medio Natural, ha pedido al delegado Provincial de Agricultura, Gustavo Martín, el cierre inmediato de esos cotos y la puesta en práctica de un plan de vigilancia ante la evidencia de que los casos de veneno en la provincia se están disparando. Frente a esta petición, el Delegado ha respondido con cautelas que, a juicio de Ecologistas en Acción, "sólo pretenden preservar los intereses de los cazadores que actúan ilegalmente frente al interés común de defensa del medio ambiente y de la salud de las personas".