El Fapas espera que los buitres marcados sirvan para equilibrar los parques eólicos con el habitat de las aves

OVIEDO, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente del Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas), Roberto Hartasánchez, expresó en declaraciones a Europa Press que los buitres y los parques eólicos deben convivir en equilibrio. Hartasánchez realizó estas manifestaciones en relación al programa que se puso en marcha en abril para conocer los movimientos de estos naimales en los territorios donde hay instalados 'molinos' eólicos.

"Estamos observando los movimientos de los buitres en los territorios donde hay instalados parques eólicos en Asturias y nos hemos puesto en contacto con las empresas para solicitar medidas de compensación", expuso Hartasánchez.

Estas medidas, según el Fapas, pasarían por ofrecer subvenciones para ampliar la productividad de los buitres pasando de 15 pollos a 20. "Desde algunos de los parques con los que hemos hablado nos han transmitido que les parece muy bien", añadió Roberto Hartasánchez.

"Nosotros no pretendemos suponer un perjuicio para los parques eólicos que son una fuente alternativa a las centrales térmicas de carbón que son las que deberían desaparecer del territorio asturiano", declaró el presidente del Fapas.

La población de buitres que habita en Asturias, continúa en expansión sobre las montañas cantábricias pero con la instalación de parques eólicos algunos ejemplares han muerto al colisionar con las aspas de los generadores.

Para Roberto Hartasánchez los parques eólicos son necesarios pero también suponen un fuerte impacto para la fauna, sobre todo aves, en Asturias y por eso es necesario buscar el balance entre energía alternativa y naturaleza.

El programa de seguimiento de la población de buitres en el centro de Asturias de momento está dando pocos resultados, salvo en el caso de 'Manolón', que con la colaboración de Tragsega, está equipado con un emisor que envía diariamente información vía satélite de sus movimientos.

"No hace grandes movimientos, porque es la época de la reproducción, se mueve mucho por el entorno de Santo Adriano, Proaza, Quirós y Oviedo", comentó Hartasánchez quien bromeó con que incluso un día fue a tomar una cerveza a Pola de Lena.

El objetivo de este programa es conocer que montes prefieren los buitres y que itinerarios siguen, basándose en sus instintos y sus necesidades principalmente de alimentación, explicó el presidente de Fapas.

"A partir de la llegada del verano conoceremos más datos sobre los recorridos de los buitres leonados y podremos empezar a buscar las mejores condiciones para la conservación de esta especie", expresó Hartasánchez.