El "león del aeropuerto de Córdoba" prepara las maletas

  • Córdoba, 10 abr (EFE).- Sandof, el león cuyo futuro se presagiaba incierto hace unos días cuando su amo, José Luis García, anunció que debía regalarlo por la ampliación del aeropuerto de Córdoba, ya tiene un nuevo hogar. Se muda a pocos kilómetros, a Fuente Palmera, y se instalará en el Centro Andaluz de Rescate de Animales Salvajes.

El "león del aeropuerto de Córdoba" prepara las maletas

El "león del aeropuerto de Córdoba" prepara las maletas

Córdoba, 10 abr (EFE).- Sandof, el león cuyo futuro se presagiaba incierto hace unos días cuando su amo, José Luis García, anunció que debía regalarlo por la ampliación del aeropuerto de Córdoba, ya tiene un nuevo hogar. Se muda a pocos kilómetros, a Fuente Palmera, y se instalará en el Centro Andaluz de Rescate de Animales Salvajes.

Durante toda la semana el teléfono móvil de José Luis García no ha dejado de sonar.

En una conversación con Efe, José Luis García calcula que habrá recibido más de doscientas llamadas desde rincones de toda España y del extranjero para interesarse por el león, y comenta que hasta le telefonearon desde una radio de Bogotá (Colombia) en un programa en directo.

Dice que la respuesta de todo el mundo fue tan "increíble" que el agobio no le dejó otra opción que apagar el teléfono móvil que hoy ha vuelto a encender.

Contactó con él gente de todo tipo, desde asociaciones de animales a particulares. Hubo incluso quien, a falta de tener licencia para dar cobijo a animales salvajes, presentó como credenciales una considerable fortuna y un castillo donde albergar a Sandof.

Su mayor preocupación fue desde el principio conseguir el mejor hogar para el león ante la inminente expropiación -el 28 de abril- de los terrenos en los que este animal vivía desde hace tres años y que AENA requería para continuar la ampliación del aeropuerto de Córdoba.

En este lugar Sandof cohabitaba con el resto de las "mascotas" que José Luis García posee en un pequeño zoológico autorizado: seis pitones de gran tamaño, un cocodrilo, una tortuga gigante, tortugas carnívoras de California, varanos, camaleones, loros y gatos, entre otras especies.

Y la ha encontrado. Además, la asociación Centro Andaluz de Rescate de Animales Salvajes (CARAS) también se hará cargo de las pitones que José Luis García incluía en el "paquete de regalo" junto al león, así como del resto de tortugas, lagartos y serpientes.

Todas menos una, la que ha guardado para entregar "como recuerdo" a un hermano que tiene un circo en Marruecos.

Desde que José Luis García cambió a Sandof por una serpiente en un programa de televisión hace tres años, lo ha criado y lo ha visto crecer y, a pesar de que su despedida era un hecho asumido, confiesa que hasta ahora no la había sentido tan fuerte.

"Ahora es cuando me está afectando, porque ya estoy viendo que quedan pocos días y además que se lo llevan. Era un cachorro enfermo, deshidratado... me he gastado un dineral. Y ahora cuando está grande es cuando lo voy a perder", relata apenado.

A pesar de que el lunes comenzará los trámites administrativos para desprenderse del león, José Luis García asegura que seguirá visitándolo en Fuente Palmera, a unos 50 kilómetros al suroeste de Córdoba, para lo que se asociará a CARAS, ya que las instalaciones de la entidad no están abiertas al público.

Fue el SEPRONA quien puso en contacto a José Luis García con esta asociación sin ánimo de lucro, cuyo presidente, Bruno Guerrero, explica que su misión es dar protección a animales exóticos que, por diferentes motivos, han sido abandonados o se han convertido en vagabundos.

Hasta que alguien pueda ofrecerles unas condiciones de vida mejores, CARAS se ocupa de ellos en el "santuario de animales" que ha construido en el enclave de El Villar, en cuyos 900 metros cuadrados habitan monos, tigres, tortugas, mangostas, serpientes y pájaros tropicales, entre otras especies.

Con ellos compartirá Sandof su nueva andadura hasta que un zoológico, una institución o quién sabe si el mismo José Luis García le propongan hacer de nuevo las maletas para descubrir nuevos y mejores horizontes.

Por Javier de Miguel Tena