El veterinario que bautizó al oso 'Furaco' dice que la unión con Paca y Tola sólo servirá para crear "híbridos de museo"

"La Fundación Oso Pardo Cantábrico y FAPAS maquillan la realidad de los osos en Asturias por intereses personales", afirma Félix Martínez

OVIEDO, 12 (EUROPA PRESS)

El veterinario experto en reproducción que atendió y bautizó a 'Furaco', Félix Martínez, aseguró en una entrevista concedida a Europa Press que la unión entre el oso procedente de Cabárceno y Paca y Tola, sólo servirá para crear "híbridos de museo" sin ninguna otra utilidad.

Félix Martínez, actualmente colaborador honorífico de Cabárceno y de la Facultad de León, explicó que el ADN de Furaco muestra que se trata de un 'Usus Arctos Horribilis' tronco 100% americano, o lo que es lo mismo oso 'Grizzly', mientras que Paca y Tola son osos pardos cantábricos puros. Asimismo, señaló que el oso procedente del Parque Natural cantabro "funciona perfectamente" ya que existe semen en perfecto estado conservado que lo demuestra.

"El problema fue que el año pasado Paca y Tola no salieron en celo y no se sabe lo que pasará este año porque a pesar de su edad se considera que las osas son útiles durante toda su vida", aclaró Martínez.

La vida reproductiva de las osas, informó Félix Martínez, viene a ser equivalente con la vida real, y las osas tienen entre unos 20 o 21 años "así que no sería ningún problema".

"Se podría hormonar a las osas para que salieran en celo", comentó el experto en reproducción y añadió que sería algo más dificultoso ya que el celo de las osas se divide en tres partes y es en la tercera de ellas en la que se produce la ovulación.

Según explicó Félix Martínez, el celo de las osas tiene tres partes, una en la que empieza a admitir al macho, otra en la que lo rechaza y otra tercera en la que vuelve a admitirlo. "La primera y la tercera suelen coincidir en cantidad de días, es decir si la primera dura 7 días, la tercera también lo hará pero no la segunda", agregó el veterinario.

El mayor problema, según palabras del colaborador honorífico de la Facultad de León, es que la ovulación se produce al final de la tercera parte, y es una ovulación inducida, entiendo esta como la necesidad de muchos coitos para ovular.

"Para tener buenas probabilidades de llegar a la gestación, el problema es que las tendrían que dormir y realizar una inseminación por laparoscopia, y sobre todo encontrar el momento exacto de la ovulación de esa hembra", manifestó Martínez.

Sería necesario tener un dispositivo muy grande y que las osas tuviesen un alto adiestramiento, comiendo en un lugar más pequeño, tomando muestras de células vaginales y haciendo exámenes diarios de orina para ver los estrógenos, ya que cuando se produce un bajón en la cantidad de éstos es cuando ovulan.

En palabras del veterinario que atendió a Furaco, realizar esas tareas todos los días es "muy complicado y muy costoso", pero sería la única forma de conseguir con "cierta viabilidad que queden gestantes", y añadió que la posibilidad de intentar una fecundación artificial es "más difícil de lo que parece".

INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

"Yo propuse la inseminación artificial, pero son más papistas que el Papa", aseguró Martínez refiriéndose a la Consejería de Medio Rural y Pesca del Principado. La idea, añadió el experto en reproducción, debería ser capturar un macho de la cordillera, cien por cien puro y meterlo con ellas, para que fuesen genéticamente puros.

Según Martínez, la Consejería no se atreve después de lo que paso la última vez con la captura del oso 'Cuervo'", expresó Martínez refiriéndose al fallecimiento del oso a causa de las lesiones que él mismo se produjo al tratar de zafarse del lazo que le fue colocado por los biólogos para implantarle un radiotransmisor.

Félix Martínez propuso que se podría hacer un programa de introducción de pre-adaptación en el recinto que tiene la Consejería en Somiedo y se podría utilizar el semen que se conserva en la Facultad de León del único oso salvaje pardo cantábrico puro (Usus Arctos Cantabricus), de 'Cuervo' del que se obtuvo esperma después de muerto.

El colaborador de Cabárceno manifestó que en Santo Adriano hay entre 5 y 8 osos pardos puros que están permanentemente ahí, de los cuales se podría capturar uno para procurar una fecundación de Paca y Tola, "totalmente pura".

"Un macho puede fecundar de entre 7 a 20 hembras y como hay muchos más machos que hembras, al quitar uno se podría evitar la práctica del canibalismo por parte de los osos, ya que estos devoran a las crías", añadió Félix Martínez en relación a la idea de capturar un oso de los que actualmente existen en el Principado.

Por otra parte, el padrino de Furaco aseguró en declaraciones a Europa Press que actualmente en Asturias, sobran osos. "La situación está mejor que nunca, hay más de 200 osos, pero hay organizaciones, como la Fundación Oso Pardo Cantábrico o el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS), que no quieren que se sepa y la Consejería hace la vista gorda", agregó.

"Además de por el interés privado de esas organizaciones que viven de que no se sepa que hay osos, también se debe, esa labor de ocultación a una práctica proteccionista", expuso Félix Martínez y explicó que cuanto menos se diga "más cuidado se tendrá, más incidencia va a haber de los nativos de la zona osera sobre los furtivos que siguen existiendo". La Consejería de Medio Ambiente del Principado prevé adelantar al martes día 14, la suelta de las osas Paca y Tola y el macho Furaco en el mismo recinto de Proaza, para intentar por segundo año consecutivo la reproducción de los plantígrados.