Gobierno canario y el Cabildo de Gran Canaria inician un plan para controlar ejemplares de la serpiente de California

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Canarias y el Cabildo ejecutan un plan de control para hacer frente a la presencia de ejemplares de la serpiente de California o culebra real en la isla de Gran Canaria, según informó el Ejecutivo regional en nota de prensa.

El director general del Medio Natural del Gobierno de Canarias, Francisco Martín; y el consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, Juan Salvador León, se reunirán esta tarde con los vecinos de Telde para explicarles este protocolo de actuación.

Las medidas de control de esta especie invasora correspondientes a 2009 comenzarán a aplicarse a partir de este mes, con el comienzo del buen tiempo, ya que es el momento en el que finaliza la etapa de hibernación del animal. En la campaña puesta en marcha en 2008 por el Gobierno de Canarias y la Corporación grancanaria, ante la alarma social generada ante la expansión de la especie en la isla, se capturaron 97 ejemplares.

La serpiente de California es una especie invasora depredadora, que es inofensiva para los humanos, pero puede causar un daño importante en la fauna autóctona de Gran Canaria, ya que se alimenta del lagarto común, de salamandras, pájaros y huevos.

El director general del Medio Natural del Gobierno de Canarias, Francisco Martín, quien aludió a que el carácter huidizo de la serpiente de California dificulta su captura y que se reproduce en cautividad de forma muy fácil, indicó que "el plan de control de este animal tiene como objetivo reducir la presencia de esta especie invasora, que tiene como núcleo central de dispersión los municipios de Valsequillo y Telde".

De hecho, del total de 97 animales capturados en 2008, el 85 por ciento fue localizado en los barrios teldenses de La Solana y San Roque, detectándose ejemplares aislados en zonas más alejadas como Agüimes.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Ejecutivo autónomo y el Cabildo de Gran Canaria continuarán este año con los trabajos de control de esta especie, que se extiende en la actualidad por un área de 25 kilómetros cuadrados de extensión de Gran Canaria. El resultado de las 925 encuestas realizadas entre los vecinos para determinar la localización de la serpiente de California en 2008 evidencia la inexistencia de otros núcleos de concentración alta de individuos en la isla.

Las acciones incluidas en el programa de actuación son la localización de los ejemplares en las zonas agrícolas, además de proceder al estudio de esta especie para ampliar los conocimientos sobre su comportamiento. Para ello, se empleará un sistema tecnológico de rastreo (radio-tracking) y se procederá a la utilización de perros adiestrados en la detección y captura de esta serpiente invasora, que tiene un tamaño medio de 120 centímetros.

Otra de las medidas contempladas por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Ejecutivo canario es la prestación de apoyo al Cabildo de Gran Canaria en la captura de ejemplares y su traslado al departamento de Biología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para su estudio, así como la realización de análisis de distribución y actuaciones para mejorar las nociones que se tiene sobre este animal.

Martín insistió en que "no se trata de una plaga" y apuntó que se tiene constancia de la existencia de algún ejemplar aislado en la isla desde el año 1998, aunque fue una década después cuando se detectó una presencia cada vez mayor de estos animales de origen norteamericano, cuya área de distribución natural se extiende desde Oregón y New Jersey a la mitad del norte de México.