Jane Goodall está "absolutamente convencida" de que aún estamos a tiempo de evitar la extinción de especies

La primatóloga británica destaca que el parque de Cabárceno "ilustra" la resistencia de la naturaleza y es un motivo de esperanza

CABÁRCENO, 13 (EUROPA PRESS)

La primatóloga británica Jane Goodall se mostró hoy "absolutamente convencida" de que aún estamos a tiempo de cambiar las cosas y evitar la destrucción del hábitat y la extinción de especies "si todos hacemos cambios en nuestras acciones cotidianas" y explicó que en su opinión hay varias razones "para la esperanza".

Goodall señaló que la primera de ellas es que "tenemos un gran cerebro" para hacer cosas; la tecnología que nos permite vivir de forma más armoniosa con el medio natural; que cada vez hay más gente concienciada de los problemas y hay muchos grupos de jóvenes trabajando en el mundo para hacer "un gran cambio".

La primatóloga, que visitó hoy el parque de la naturaleza de Cabárceno (Cantabria), con el que el Instituto que lleva su nombre firmó un convenio, señaló, como una cuarta razón para la esperanza, la propia historia de este recinto en el que conviven actualmente 110 especies y unos mil animales, algunos de ellos en peligro de extinción. "Una antigua mina, un ecosistema destruido es ahora un santuario para los animales", destacó.

Goodall señaló en este sentido una razón más para la esperanza, la propia resistencia de la naturaleza que si le dan tiempo y un poco de ayuda "puede volver a su ser" y añadió que los animales en peligro de extinción "también pueden tener una oportunidad" cuando se trabaja con ellos como hacen las personas que trabajan en el parque cántabro.

Goodall destacó también el papel y la responsabilidad de los medios de comunicación para ayudar a cambiar las cosas y resaltó que si sólo se publican las malas noticias "ahí sí nos quedamos sin esperanza".

Por ello, y con este espíritu positivo, Goodall firmó en el libro de autoridades del parque con el siguiente mensaje: "En mi primera visita a este asombroso lugar, que ilustra la resistencia de la naturaleza; estos árboles y plantas que ahora visten lo que antes fue suelo desnudo, están demostrando las cosas buenas que la gente puede hacer cuando se involucra, se compromete con todos los animales que viven aquí, en este hermoso santuario; sin duda hay esperanza para el futuro si unimos nuestras manos y nuestros corazones en todo el mundo y trabajamos por un futuro mejor para todos los seres vivos".

"VOLVERÍA A HACER EXACTAMENTE LO MISMO"

Goodall, que desde los años sesenta trabaja estudiando la conducta de los chimpancés, confesó hoy que si volviera a nacer "haría exactamente lo mismo" y destacó que ha pasado unos años "maravillosos" en la selva que contrastan con su labor actual, que le obliga a viajar 300 días al año por todo el mundo para intentar explicar "la triste situación" de los grandes simios que son "nuestros parientes más cercanos".

"Tienen una mente, emociones, y una personalidad individualizada", explicó la también Premio Príncipe de Asturias de Investigación 2003, quien subrayó que fueron los chimpancés "los que nos hicieron ver que no hay una línea divisoria clara entre nosotros y el reino animal del que somos parte".

La investigadora, que ha sido nombrada embajadora del año del Gorila 2009, realizó estas manifestaciones en el recinto que éstos animales poseen en Cabárceno, que con un espacio de 14.500 metros cuadrados es el más extenso de España dedicado a esta especie y uno de los mejores de Europa. En el mismo habitan dos animales, Nicky, el macho, que tiene 22 años y Nadia, la hembra, de 28, que, sólo separados por un cristal, fueron los más especiales invitados a la rueda de prensa que despertó una gran expectación entre los medios informativos.

Goodall, acompañada en su comparecencia por el consejero de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria, Francisco Javier López Marcano, y por Federico Bogdanowicz, representante del Instituto Jane Goodall en España, destacó que a falta de conocerlo en más profundidad, lo que más le interesa del parque cántabro es "la preocupación y el cuidado de los animales" como es el caso de los dos gorilas con que cuenta, que fueron rescatados de un garaje donde malvivían.

Jane Goodall aprovechó su estancia en Cantabria para presentar la campaña Movilízate, la selva te llama, que pretende fomentar el reciclaje de los teléfonos móviles para proteger los ecosistemas africanos donde a la caza de los grandes simios se une la destrucción de su hábitat para obtener coltán, un mineral que se utiliza para la fabricación de condensadores de teléfonos móviles, ordenadores etc.

La primatóloga, que destacó que apenas se recicla el cinco por ciento de los teléfonos móviles que quedan en desuso, recordó que para rebajar el consumo de coltán, a través de la web 'www.janegoodall.es' se puede solicitar información para sumarse a la campaña, y colaborar con el centro de Chimpancés de Tchimpounga, en el Congo, con 140 animales rescatados.