La Generalitat edita una guía de fauna para mejorar la práctica de la caza en Catalunya

BARCELONA, 4 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat ha editado una guía de fauna orientada a los cazadores, con fichas técnicas específicas de 25 mamíferos y 91 aves, con el objetivo de mejorar la práctica de la caza de especies tanto cinegéticas como protegidas.

La 'Guía de Fauna para practicar la caza en Catalunya', editada en colaboración con la Federación Catalana de Caza, incluye información detallada de las principales especies presentes en el territorio, como son las áreas de distribución geográfica, dibujos descriptivos, patrones de alimentación, comportamiento reproductivo o incluso el perfil de las huellas y los excrementos en el caso de los mamíferos, y de las siluetas en vuelo en el caso de las aves.

La directora general de Medio Natural de la Conselleria, Núria Buenaventura, destacó en rueda de prensa que la guía es un "esfuerzo más para incorporar el tema sostenible" en la sociedad, con un apartado específico que explica las directrices básicas para llevar a cabo repoblaciones de fauna salvaje cinegética de especies como la perdiz o el conejo.

La guía, con una tirada inicial de 4.500 ejemplares, completa una anterior publicación del departamento que lidera Francesc Baltasar en 2007, y se quiere hacer llegar a los cerca de 100.000 cazadores catalanes, de los que aproximadamente el 60 por ciento están federados, según el presidente de la Federación Catalana de Caza, Paco Piera.

Piera señaló que la publicación pretende "mejorar la formación de los cazadores", si bien especificó que "es difícil que un cazador se pueda equivocar" de especie debido a que "en Catalunya no se puede ir a cazar sin pasar un examen previo" que asegura una formación básica.

En este sentido, el ex presidente de la Federación y uno de los principales impulsores del libro, Ramon Mayench, recordó que sobre el colectivo de los cazadores existen cerca de 800 disposiciones, vigiladas por diversos cuerpos de seguridad al mismo tiempo, y que por tanto se trata de una práctica mucho más regulada que la de los buscadores de setas, motoristas de 'cross' o senderistas.

Mayench añadió que, si bien hay sectores de la sociedad que no ven con buenos ojos la práctica de la caza, los cazadores necesitan varios permisos, como la licencia de caza, el permiso del coto o del manejo de armas, que aseguran el buen ejercicio de la misma.

La guía, editada en catalán, no será extensible a los cerca de un millón de cazadores del resto de España, menos de la mitad de los cuales están federados, puesto que cada comunidad autónoma tiene competencias en la materia y, por tanto, las especies animales propias de cada territorio y su periodo de veda pueden variar.