La Junta investiga el presunto envenenamiento de aves rapaces en varias zonas de Segovia

SEGOVIA, 2 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León investiga la aparición, entre el 27 y el 31 de marzo pasados, de 40 cadáveres de animales en la provincia de Segovia, en los términos municipales de Cantimpalos, Yanguas de Eresma, Armuña y Roda de Eresma, a ambos lados de la autovía de Valladolid a la altura de la desviación de Yanguas.

La mayoría de los ejemplares muertos con aves rapaces; concretamente cinco buitres negros, dos buitres leonados, once milanos reales, dos milanos negros, un azor, seis busardos ratoneros, un aguilucho lagunero, tres cornejas negras, cuatro cuervos, tres urracas y dos zorros.

Desde que el 27 de marzo se produce el aviso de un particular sobre la presencia en la zona citada de algunos cadáveres, los agentes medioambientales han trabajado rastreando toda el área y, a fecha de hoy, continúan trabajando sobre el terreno, según han informado hoy fuentes de la Delegación Territorial de la Junta en Segovia, que han señalado que "los primeros indicios apuntan a un posible caso de envenenamiento como causa probable de las muertes.

"Conforme recoge el protocolo de actuación en casos de envenenamiento de fauna silvestre, todos los ejemplares muertos han sido trasladados al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid, donde se ha procedido a realizar las necropsias de los cadáveres.

También se han trasladado muestras al Laboratorio Forense de Fauna Silvestre y se esperan los resultados de las analíticas para confirmar la causa de las muertes. También se han iniciado las diligencias para poner en conocimiento de la autoridad judicial las actuaciones realizadas, ya que el uso de veneno, si es que se confirma este extremo, está tipificado como delito según el Código Penal vigente.