Los primeros linces ibéricos nacidos en cautividad se reintroducirán en el medio natural en 2010

HUELVA, 20 (EUROPA PRESS)

La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, visitó hoy las instalaciones del centro de cría del lince ibérico de El Acebuche, ubicado en Doñana en el término municipal de Almonte (Huelva), donde ofreció los últimos datos del Programa de Cría en Cautividad de esta especie desarrollado en Andalucía de forma conjunta con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) desde 2003, el cual permitirá a partir de 2010 contar con entre 20 y 40 ejemplares anuales para destinarlos a iniciativas de reintroducción en el medio natural.

Según explicó la Junta en una nota, la consejera aseguró que este programa pionero lleva dos años de adelanto en cuanto al cumplimiento de los objetivos planteados inicialmente, lo que permitirá esta reintroducción en el medio natural en la fecha reseñada.

El programa de conservación Ex-Situ cuenta actualmente con 78 linces ibéricos repartidos en dos centros propios, El Acebuche y La Olivilla, ubicado en Jaén, y uno asociado, el Zoobotánico de Jerez de la Frontera.

Los 60 ejemplares adultos existentes se dividen en idéntico número entre machos y hembras, y de estas últimas 22 son linces con potencial reproductor. Los 18 restantes presentes en los centros son cachorros nacidos este mismo año, con lo que se ha conseguido el número más elevado de nuevos linces nacidos en una misma campaña dentro de este programa.

Durante el acto, Castillo destacó que estos datos demuestran la consolidación de esta herramienta de conservación del felino más amenazado del planeta. A pesar de ello, la consejera recordó que "el objetivo prioritario de Medio Ambiente sigue siendo el mantenimiento de las condiciones naturales para que los linces vivan y se reproduzcan en libertad".

Además de haber superado el número de cachorros nacidos en un mismo año, esta temporada de cría se ha caracterizado también por el nacimiento de los primeros linces fuera del centro de cría de El Acebuche. Concretamente, en La Olivilla, centro inaugurado en enero de 2008 y que ha conseguido la reproducción de tres hembras que, en conjunto, están criando a siete cachorros.

Por otro lado, 2009 ha sido el primer año que una hembra subadulta ha criado cachorros con éxito, también en La Olivilla, donde 'Dama', de dos años de edad, se ha emparejado y tenido cachorros con el macho 'Domo'. Además, ésta es la primera pareja nacida en cautividad que ha logrado reproducirse, ambos en El Acebuche.

En total, desde que Saliega diera a luz a los primeros cachorros en el año 2005, ya son 42 los nuevos ejemplares que ha proporcionado el programa. Según explicó la titular de Medio Ambiente, esto ayuda a seguir trabajando y a emprender "nuevas actuaciones que sitúan a Andalucía en la vanguardia de la conservación, que cuentan con el apoyo de prestigiosas instituciones científicas como el CSIC y que suscitan el respaldo de la Unión Europea".

NUEVAS POBLACIONES

Entre las nuevas actuaciones se encuentran las reintroducciones de ejemplares en territorios de la comunidad autónoma. La consejera de Medio Ambiente afirmó que "las buenas cifras del programa Ex-Situ unidas a los positivos datos de reproducción en libertad obtenidos en las poblaciones andaluzas de Doñana y, fundamentalmente, Sierra Morena van a permitir adelantar un año la suelta de los primeros ejemplares en la provincia de Córdoba". Asimismo, castillo recordó que "esta iniciativa lleva años fraguándose con el apoyo de la comunidad científica internacional con la colaboración de los propietarios y, lo que es más importante, con el apoyo de la ciudadanía".

La Administración ambiental también está llevando a cabo proyectos destinados a devolver al lince a otros antiguos territorios de asentamiento fuera de las fronteras andaluzas. Tal es el caso del protocolo de cesión de ejemplares a Portugal, en el que la Consejería y el Gobierno central trabajan con la esperanza de que esté cerrado antes de otoño.

El proyecto de reintroducción en el país vecino se iniciará con el envío de ejemplares para nutrir a un centro de cría en cautividad de nueva construcción ubicado en la localidad de Silves, en pleno Algarve portugués. Esta iniciativa de colaboración parte de la base de que "el lince no entiende de fronteras" y viene favorecida por el éxito obtenido en Andalucía en la cría controlada del felino.

En este sentido, Castillo indicó que los objetivos del Programa de Cría en Cautividad son "asegurar a corto plazo la conservación del material genético de la especie y crear, a medio y largo plazo, nuevas poblaciones a través de programas de reintroducción", a lo que añadió que "tras seis años de trabajo, la consolidación de esta iniciativa permite contar en Andalucía con una de las más valiosas herramientas para asegurar la presencia de uno de los emblemas naturales de España".