Nacen cinco cachorros de lince en El Acebuche (Huelva) dentro del programa de cría en cautividad

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

Un total de cinco cachorros de lince ibérico --Lynx pardinus-- nacieron la pasada semana en dos camadas diferentes dentro del programa de cría en cautividad, impulsado por la Consejería de Medio Ambiente y el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, lo que eleva a 13 los cachorros nacidos este año que se encuentran en buen estado y recibiendo los cuidados de sus madres.

Según los datos recogidos por Europa Press de la página web de este programa, el pasado jueves 'Adelfa', una hembra de cuatro años capturada en la naturaleza, perteneciente a la población de Sierra Morena y que se emparejó con 'Cromo', parió a tres cachorros en el centro de cría de El Acebuche (Huelva).

En este sentido, la página apunta que, un año más, Adelfa "ha mostrado un excelente instinto maternal y se ha hecho cargo de su camada desde el primer momento". Así, a primera hora de la mañana del día 2 de abril, 'Adelfa' inspeccionó sus dos parideras y eligió una de ellas para encamarse y prepararse para el parto, que tuvo lugar en torno a las 15,30 horas.

En estos momentos, los cachorros continúan en el interior de su paridera bajo los cuidados y atenciones de su madre, y no serán examinados por el equipo de El Acebuche hasta la tercera o cuarta semana de vida. Hasta entonces, todo el seguimiento de la camada se realiza a través del sistema de vídeo vigilancia.

Por su parte, el pasado viernes, 'Aura', una hembra de siete años que se emparejó con 'Arcex' dio a luz a tres cachorros, aunque uno de ellos --tan sólo pesaba 81 gramos, menos de un tercio de lo que suele pesar un cachorro de lince ibérico recién nacido-- falleció finalmente.

Al igual que 'Adelfa', 'Aura' parió a plena luz del día, en torno a las 12,00 horas, aunque en vez de elegir una de las parideras de las que dispone, 'Aura' escarbó un hoyo en la arena bajo un pequeño sombrajo de madera y allí tuvo a sus tres cachorros.

A pesar de la dificultad para vigilar por cámaras el lugar del parto, se pudo observar que dos de los cachorros tenían un tamaño y comportamiento normal y eran atendidos correctamente. Otro cachorro, probablemente el segundo en nacer, no se movía, y no era atendido por la madre, por lo que se pensó que podía haber nacido muerto.

A las 18,00 horas, la hembra se colocó en una posición que permitió tener una buena visibilidad y entonces se apreció que los tres cachorros estaban vivos, pero uno de ellos era la mitad de grande que los otros dos. Al día siguiente, se vio que el cachorro más pequeño no presentaba un comportamiento como el de sus hermanos, por lo que se decidió entrar a examinarlo en el momento en que la hembra salió a beber y comer.

Cuando se pudo entrar al recinto, se observó que la hembra ya había enterrado al cachorro. Se retiró al animal pero sus constantes vitales estaban muy disminuidas, y aunque se trasladó al módulo de crianza artificial y recibió tratamiento médico, murió al poco tiempo.

Los tres primeros cachorros de lince nacidos esta temporada dentro del programa son hijos de 'Saliega', la primera lince que dio a luz cachorros dentro del programa de cría en cautividad en 2005, y 'Almoradux', un macho de procedente de la población de linces de Doñana.

Además, estos nuevos nacimientos vienen a sumarse a los acaecidos el pasado día 19 de marzo en el centro de El Acebuche en Doñana, donde nacieron tres cachorros, y en el centro de La Olivilla (Jaén), en el que nacieron dos el pasado día 22 de marzo.

De igual modo, 'Castañuela', una hembra primeriza de tres años de edad --hija de Saliega y Garfio-- que se emparejó con 'Beta' dio a luz a tres cachorros en el centro de cría La Olivilla (Jaén). Asimismo, otros cinco cachorros nacidos esta temporada, tres de 'Duna' y dos de 'Barraca', ambas hembras primerizas, fallecieron poco después de nacer.

22 HEMBRAS CON POTENCIAL REPRODUCTOR

La presente campaña reproductora del Programa de Cría en Cautividad del Lince Ibérico cuenta con 22 hembras con potencial reproductor, veinte adultas (diez en La Olivilla, ocho en El Acebuche, y dos en el Zoobotánico de Jerez), y dos subadultas (una en El Acebuche y otra en La Olivilla).

El Programa de Cría en Cautividad tiene como objetivo asegurar a corto plazo la conservación del material genético de la especie y crear, a medio y largo plazo, nuevas poblaciones a través de programas de reintroducción.

En paralelo, en Andalucía se está desarrollando el proyecto para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico del programa europeo Life Naturaleza, que cuenta con un presupuesto de 26 millones de euros, el de mayor entidad concedido nunca a España.

En el desarrollo de este programa, con vigencia hasta el 2011, participan diferentes administraciones públicas, entidades privadas y asociaciones conservacionistas Además de continuar con las actividades de conservación y seguimiento de las poblaciones actuales, esta iniciativa permitirá la reintroducción y el reforzamiento de las poblaciones de esta especie; así como actuaciones para la aceptación social y el asesoramiento científico sobre este felino calificado como en peligro crítico de extinción en el mundo.