Oceana denuncia la captura de dos ejemplares de tiburón peregrino, "amenazado de extinción", en Cullera

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

La organización internacional de conservación marina 'Oceana', denunció hoy la "captura" mediante la pesca de arrastre de dos ejemplares de tiburón peregrino, "amenazado de extinción e inofensivo y dócil", en Cullera (Valencia), la semana pasada.

Según informó hoy la entidad en un comunicado, el tiburón peregrino es una especie protegida por la Unión Europea desde 2006, de modo que la legislación "prohíbe a los barcos comunitarios su captura, conservación a bordo y descarga". Al parecer, las capturas de los dos ejemplares, un macho de 6,54 metros y 1.300 kilogramos y una hembra de 7,35 metros y 1.800 kilogramos, provinieron de la pesca de arrastre.

Además, dado su "crítico" estado de conservación, el peregrino también se encuentra bajo la protección de numerosos convenios como, entre otros, el Convenio de Barcelona para la protección del Mediterráneo, el Convenio de Berna sobre la conservación de fauna y flora silvestre de Europa, la Convención sobre Especies Migratorias o la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazas de Fauna y Flora Silvestre. La responsable de la campaña de conservación de tiburones para Oceana en Europa, Rebecca Greenberg, explicó que "pese a ser una especie ampliamente protegida, todos los años se capturan algunos ejemplares en el Mediterráneo de forma accidental". Sin embargo, la organización ha instado al gobierno a "reaccionar" ante los pescadores implicados en el caso de Cullera, a través de "sanciones o de la eliminación de incentivos derivados de las capturas accidentales como el poder comercializar las partes del animal".

Asimismo, el director de Investigación para Oceana en Europa, Ricardo Aguilar, afirmó que la responsabilidad "cae en manos de la administración española, que últimamente se ha manifestado a favor de la conservación de los tiburones" al tiempo que expresó su deseo de que el Gobierno de España "actúe adecuadamente".

No obstante, también han exigido "precaución" a los pescadores para evitar la captura accidental de esta especie protegida ya que los tiburones de esta especie capturados en redes de arrastre "tienen pocas probabilidades de sobrevivir". El pasado mes de marzo, Oceana se comunicó con responsables del nuevo Plan de Acción Europeo para la Conservación de Tiburones con respecto a unas capturas y descargas del tiburón peregrino en Grecia.

El tiburón peregrino es el segundo tiburón más grande del mundo y su presencia es bastante común en el Mediterráneo. A pesar de su gran tamaño, entre 6 y 9 metros, se trata de un tiburón totalmente inofensivo y dócil que se alimenta de plancton, organismos microscópicos de animales y vegetales que flotan en el agua. En la Comunitat es frecuente su avistamiento en el área del cabo de la Nao, las desembocaduras de los ríos Júcar y Turia, y las montañas submarinas.