Presidente de Marismas del Odiel(Huelva) destaca el "buen estado de salud" del espacio tras el nacimiento de las águilas

HUELVA, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente del Paraje Natural y Reserva de la Biosfera Marismas de Odiel, en Huelva, José Juan Díaz Trillo, destacó hoy el "buen estado de salud" del espacio natural tras el nacimiento de las primeras crías de águilas pescadoras (Pandion haliaetus).

En declaraciones a Europa Press, Díaz Trillo consideró "muy positivo" el cumplimiento del proceso de reproducción de esta pareja de águilas pescadoras que había construido un nido en los límites del paraje, siendo, hasta ahora, los únicos ejemplares de esta especie de los que se tiene constancia que han hecho nidos en la Península Ibérica.

Además, el presidente del paraje natural subrayó el "trabajo bien hecho" tanto por parte de los responsables del paraje como de Doñana, "tras seis años de trabajo conjunto entre las provincias de Cádiz y Huelva" para conseguir la nidificación de esta especie.

Así, José Juan Díaz Trillo recordó que "hace muchos años que no formaban nidos", una especie que sobrevive en el norte de Europa y que "tiene ahora la posibilidad de afincarse en este territorio", a lo que añadió que "es un reto" ya que "es muy difícil que nidifiquen fuera de sus espacios de origen".

Por estos motivos, el presidente alabó el "buen estado de salud del parque", que se demuestra además "con el caso de la colonia de flamencos", ya que el año pasado la única colonia de Andalucía que contó con 400 pollos estaba establecida en las salinas de Marismas del Odiel.

La Consejería de Medio Ambiente liberó el pasado año diez ejemplares de águila pescadora en Marismas del Odiel para restablecer una población viable de la especie en la España continental, donde se encuentra extinguida como especie reproductora desde los años ochenta, con el fin de favorecer la expansión de la población mediterránea.

Dejó de reproducirse en la Península Ibérica y en la actualidad se mantiene como invernante o de paso migratorio. El Paraje Natural es un ecosistema privilegiado para la pescadora con una población invernante muy notable.

Ya en 2008 se advirtió una actitud reproductora de esta pareja formada por un macho procedente de Alemania y liberado en el propio espacio natural de Marismas del Odiel, y una hembra, de Escocia y soltada en la localidad gaditana de Barbate. Ambos ejemplares volvieron al nido y el proceso se ha culminado con éxito en esta ocasión.