Producen papel de muy alta calidad a partir de restos de la flor del cardo

  • Madrid, 11 may (EFE).- Investigadores de la UPM, junto con el Instituto Superior de Agronomía de Lisboa, han conseguido producir pasta de papel de muy buena calidad a partir de la biomasa residual del cardo, en concreto, de una parte de los restos florales, según un artículo publicado en la revista "Industrial Crops and Products"

Madrid, 11 may (EFE).- Investigadores de la UPM, junto con el Instituto Superior de Agronomía de Lisboa, han conseguido producir pasta de papel de muy buena calidad a partir de la biomasa residual del cardo, en concreto, de una parte de los restos florales, según un artículo publicado en la revista "Industrial Crops and Products"

Tal como ha explicado a Efe una de las responsables de la investigación, Dolores Curt, de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), uno de los posibles usos de la pasta obtenida sería la fabricación de papel moneda, que es de los de mayor calidad.

El cardo (Cynara cardunculus L.) reúne características muy adecuadas para la producción de biomasa en tierras de secano del área mediterránea, con una media en España de unas 14 toneladas por hectárea.

El Grupo de Agroenergética de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la UPM ha sido pionero en el desarrollo del cardo para biomasa, consiguiendo una pasta de papel a partir de los pelos y vilanos de la flor del cardo, una parte que representa alrededor del 7 por ciento de la cosecha de esa planta.

Los vilanos son haces similares a vellosidades ligeras y sedosas de coloración parda clara, que se encuentran en la parte superior de la flor, mientras que los pelos son menos flexibles y se ubican más profundamente.

La mayor parte de la biomasa del cardo (tallo, hojas,...) se utiliza para fines energéticos, aunque las semillas se usan como fuente de aceite de alta calidad, que también incluye fines alimentarios.

Los pelos y los vilanos de la flor, que hasta ahora han sido tratados como biomasa residual, podrían ser considerados en el futuro, de acuerdo a los resultados de esta investigación, material para la industria de la celulosa.

Se ha demostrado que estas partes de la flor del cardo están constituidos por fibras longitudinalmente alineadas, sin espacios huecos ni médula, pero con notables diferencias morfológicas entre ellos y con una alta calidad papelera.

Según los responsables del estudio, los ensayos de fabricación de pulpa de papel han sido exitosos y demuestran la gran potencialidad de ambas fracciones para producir pasta de papel.