Seprona encuentra en casa de un particular el cráneo del oso pardo que apareció hace unas semanas en Palencia

HERRERUELA DE CASTILLERÍA (PALENCIA), 5 (EUROPA PRESS)

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil encontraron en casa de un particular el cráneo que faltaba de un oso pardo cuyo cuerpo había aparecido hace algunas semanas en Palencia, según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Los restos óseos del oso pardo aparecieron en la zona del monte del Obispo y el arroyo de Perezuela de la localidad de Resoba, momento en el que el Seprona inició la investigación para determinar las causas de su muerte.

La investigación dio como resultado el hallazgo del cráneo en Herreruela de Castillería, a unos veinte kilómetros de donde aparecieron los otros restos, en casa de un particular que lo había confundido con la cabeza de un lobo.

Según afirmó a los agentes, encontró el cráneo mientras buscaba cuernas de venado por el monte y no avisó del hallazgo al considerar que se trataba de la cabeza de un lobo. Con el hallazgo, la Guardia Civil amplía diligencias para remitirlas al juzgado mientras continúa la investigación para tratar de esclarecer la muerte del oso pardo. El cráneo, por su parte, fue entregado a los agentes de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para su análisis.