Toledo abre "un nuevo camino" para la conservación de sus zonas verdes con la nueva concesión de parques y jardines

TOLEDO, 17 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, aseguró hoy que el Ayuntamiento ha abierto "un nuevo camino" para que los 2,5 millones de metros cuadrados de parques y jardines que hay catalogados en la ciudad sean considerados realmente como auténticas zonas verdes, al entrar en funcionamiento desde ahora la nueva concesión de mantenimiento y conservación de los parques y jardines de la capital regional, que contempla 5 millones de euros en inversiones en los cuatro próximos años.

García-Page hizo estas declaraciones durante la presentación del nuevo servicio de gestión, conservación y mantenimiento integral de un total de 25 parques y jardines de la ciudad por parte de la nueva concesionaria, Plantas Quiles, que pone fin así a la dispersión de contratos de mantenimientos que anteriormente había y dificultaba la prestación de este servicio público, informó el Ayuntamiento en un comunicado.

La nueva concesión, según explicó por su parte el concejal de Gestión de los Servicios, Gabriel González, tendrá una duración de cuatro años con opción de otros dos de prórroga, durante los cuales se invertirán unos 5 millones de euros para el correcto mantenimiento de diferentes zonas verdes de toda la ciudad.

En este primer año, además, se realizará una "puesta a punto" de todos los parques y jardines incluidos en la concesión, a través de un plan de mejoras y un plan de restauración por un valor cercano a los 750.00 euros, con el fin de dejar dichas zonas verdes "en unas condiciones dignas como nos reclaman los ciudadanos", según dijo González.

Esta inversión inicial abundara en la mejora y sustitución de mobiliario urbano, nuevas plantaciones, ordenación de ajardinamientos y arbolados, así como la reposición de algunas zonas de juego infantil.

MÁS MEDIOS HUMANOS Y TÉCNICOS

El nuevo sistema de mantenimiento integral de parques y jardines supondrá además un incremento del 50 por ciento de la actual plantilla dedicada a la conservación de estas zonas verdes, pasando de los 20 trabajadores que hasta ahora había a unos 30, así como una mejora sustancial de la maquinaria y material técnico para estas labores.

El alcalde de Toledo aseguró que el aumento de los medios humanos para esta tarea era una condición necesaria para mejorar el estado de muchas zonas verdes que "claramente estaban mal mantenidas o cuando no mal planteadas".

García-Page, que depositó su confianza en este nuevo servicio, aseguró que durante los últimos treinta años en la ciudad de Toledo se han realizado muchos parques "a lo tonto y a lo loco", como consecuencia de un urbanismo mal estructurado durante años que ha hecho difícil su conservación.

En este sentido, explicó que Toledo cuenta con 2,5 millones de metros cuadrados de zonas verdes que por su estado de conservación podrían calificarse cuanto menos como "zonas ocres", debido a su mal estado de conservación.

"Parto del análisis de que se han hecho muy mal las cosas en lo que a parques y jardines se refiere", afirmó el alcalde, quien reconoció el importante esfuerzo que durante muchos años ha realizado la plantilla municipal de parques y jardines, puesto que "siendo pequeña, escasa y con pocos recursos" ha tenido que intentar conservar "una superficie que es mucho mayor por ejemplo que la que pueda tener la capital de España si la comparamos en metros cuadrados por habitante".

Por ello, añadió el alcalde, el equipo de Gobierno municipal consciente de este problema se planteó la necesidad de establecer un servicio de mantenimiento integral de la mayoría de los parques de la ciudad en una única concesión, con el fin de "dar un enfoque estratégico" a esta situación.

CONSERVAR LOS PARQUES ACTUALES

El alcalde de Toledo dijo no ser partidario de crear nuevos parques y jardines en la ciudad hasta que los actuales no se conserven y se mantengan en óptimas condiciones, para lo cual pidió no obstante la colaboración de todos los ciudadanos, "porque un pequeño gesto de colaboración ciudadana es determinante para que tengamos bien conservadas nuestras calles y parques".

"No prometo milagros, pero sí prometo esfuerzo y seriedad", apuntó García-Page quien dijo que lo normal de todos los alcaldes "es inventarse no sé cuantas hectáreas de parques y jardines para intentar pasar a la historia", pero que ése no es su caso, puesto que prefiere que los actuales "se empiecen a cambiar y se empiecen a mejorar".