Chile y Bolivia podrían analizar demanda marítima en próxima reunión Santiago

  • Santiago de Chile, 19 feb (EFE).- Autoridades de Chile y Bolivia mantendrán en los próximos días en Santiago una reunión no oficial sobre el uso de las aguas del río fronterizo Silala en la que también se podría analizar la demanda del Gobierno de Evo Morales de contar con una salida al Océano Pacífico.

Chile y Bolivia podrían analizar demanda marítima en próxima reunión Santiago

Chile y Bolivia podrían analizar demanda marítima en próxima reunión Santiago

Santiago de Chile, 19 feb (EFE).- Autoridades de Chile y Bolivia mantendrán en los próximos días en Santiago una reunión no oficial sobre el uso de las aguas del río fronterizo Silala en la que también se podría analizar la demanda del Gobierno de Evo Morales de contar con una salida al Océano Pacífico.

Fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores chileno confirmaron hoy a Efe que "en un margen de dos semanas" se llevará a cabo esa reunión, a la que acudirán en representación de Chile el vicecanciller, Alberto Van Klaveren, y la directora de Fronteras, María Teresa Infante.

El objetivo del encuentro es llegar a un acuerdo sobre las aguas del Silala, pero fuentes de la cancillería chilena indicaron que "eventualmente se podría tocar el tema fronterizo", que en la última semana ha resurgido a raíz de un artículo del ex presidente cubano Fidel Castro.

Tras el encuentro que mantuvo el día 12 con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien se encontraba de visita oficial en la isla, Castro escribió que Bolivia sufrió una "terrible humillación" porque la "oligarquía chilena" le arrebató el mar en la Guerra del Pacífico (1879-1884).

Estas opiniones reavivaron la polémica, provocaron el rechazo del Gobierno de Bachelet y de la oposición derechista y llevaron al presidente boliviano a agradecer el apoyo de Castro y a abogar por trasladar ese asunto al ámbito internacional.

La demanda boliviana de disponer de una salida al Océano Pacífico figura en la agenda de trece puntos del dialogo bilateral que mantienen desde 2006 los gobiernos de Santiago y La Paz, cuyas relaciones diplomáticas permanecen rotas desde 1978.

En esa agenda también consta la desavenencia sobre el uso del Silala, que para las autoridades bolivianas es un manantial, situado en el departamento de Potosí, cuyas aguas fueron desviadas artificialmente para ser aprovechadas en el norte de Chile.

Los dirigentes políticos de Potosí han reclamado pagos por el usufructo de las aguas a las autoridades chilenas, pero éstas sostienen que se trata de un río de curso internacional.