El Lago Titicaca se convierte por un día en "sede" del Gobierno de Morales

  • La Paz, 3 abr (EFE).- El presidente Evo Morales se llevó hoy a sus ministros al Titicaca, convertido por un día en la "sede" del Gobierno boliviano, para promover la candidatura del lago navegable más alto del mundo como una de las siete nuevas maravillas mundiales.

El Lago Titicaca se convierte por un día en "sede" del Gobierno de Morales

El Lago Titicaca se convierte por un día en "sede" del Gobierno de Morales

La Paz, 3 abr (EFE).- El presidente Evo Morales se llevó hoy a sus ministros al Titicaca, convertido por un día en la "sede" del Gobierno boliviano, para promover la candidatura del lago navegable más alto del mundo como una de las siete nuevas maravillas mundiales.

"Titicaca ya es una maravilla del mundo, sólo queremos su reconocimiento", dijo hoy Morales durante un discurso en la Isla del Sol, ubicada en medio del lago, a la que llegó tras celebrar un Consejo de Ministros a bordo de un buque escuela de la Armada boliviana.

En la isla del Sol, los ministros que todavía no habían votado a favor de la candidatura del Titicaca como maravilla natural hicieron lo propio en unas computadoras instaladas en la misma orilla del lago.

Los miembros del Gobierno boliviano hicieron fila en uno de los pequeños embarcaderos de la isla para votar en las mesas instaladas al final del pantalán, a pocos metros del agua del lago navegable más alto del mundo, a 3.800 metros sobre el nivel del mar.

El acontecimiento de la llegada del presidente a esta pequeña isla del Titicaca convocó en la costa sur a la gran mayoría de sus 4.000 habitantes, vestidos con sus mejores galas.

Incluso uno de los comunarios confesó a Efe que había desempolvado para la ocasión su vieja máquina de fotos, que luego resultó no funcionar, ni siquiera después de los esfuerzos por arreglarla por parte de varios periodistas gráficos.

En un ambiente totalmente festivo, no pasó desapercibida para el presidente la notable presencia de turistas mezclados entre los morenos aimaras que pueblan la isla, hasta el punto que llegó a agradecer a "un gringuito" que levantara la mano en señal de apoyo.

"Vemos a muchos turistas, acá un 'gringuito' que está ayudándonos levantando la mano", bromeó el presidente con el hombre, que con su pelo rubio y su cámara de fotos llamó la atención del mandatario.

Poco antes, Morales incluso se animó a bailar unas danzas tradicionales andinas, a lo que pronto se sumaron los miembros de su Gabinete, salvo el ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, que volvió a hacer gala de su fama de sobrio.

El lago Titicaca ocupa una superficie de más de 8.500 kilómetros cuadrados y sirve de frontera natural entre Bolivia y Perú.

Su candidatura a maravilla natural parece ser una de las pocas cosas en la que últimamente están de acuerdo los gobiernos de ambos países, cuya relación ha estado marcada por los cruces de declaraciones y descalificaciones entre Morales y su homólogo, Alan García.

Por su parte, el ministro de Exteriores, David Choquehuanca, en un discurso, mitad en español mitad en aimara, destacó que el Titicaca encabeza la categoría de lagos, ríos y cataratas en la votación organizada por el portal "news7wonders".

"Estábamos en el séptimo lugar, pero desde el día en que ha votado nuestro presidente, hoy estamos en el primer lugar", dijo.

"Tenemos que hacer campaña, por eso el presidente ha venido hoy día (...) Y todos tenemos que estar en eso, como una gran familia", agregó el canciller con un tono de cierto entusiasmo.

El canciller, profundo "pachamamista" -creencia precolombina originaria de la región andina-, aseguró que lo que se juega el nombramiento de maravilla "no solo es el lago" sino toda la cultura y costumbres de los habitantes de sus riberas.

"Uno puede mirar más allá de lo que sus ojos ven. Es por eso que es sagrada esta tierra", aseguró Choquehuanca durante su discurso, en el que también señaló que el Gobierno ha invertido 20 millones de dólares para librar al lago de la contaminación.

El canciller también afirmó que la localidad de Copacabana, centro turístico situado a orillas del lago, es "un centro energético del planeta tierra".

También se refirió a la isla del Sol como "sagrada" y comentó que el agua que brota en sus manantiales "no es cualquier agua", ya que también considera que tiene "energías" que los bolivianos tienen que aprovechar".