Responsables de Medio Ambiente visitan los trabajos de descontaminación de suelos afectados por Inquinosa en Sabiñánigo

SABIÑÁNIGO (HUESCA), 31 (EUROPA PRESS) La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla, ha visitado los trabajos que se están desarrollando para la descontaminación de los terrenos afectados por la empresa Inquinosa en Sabiñánigo, junto con el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, el presidente de la comarca Alto Gállego, Mariano Fañanás y el presidente del consorcio de residuos número 1, Pedro Pes. Acompañados por técnicos del Departamento de Medio Ambiente y de la empresa pública Sodemasa, han visitado el antiguo vertedero de Bailín y las instalaciones de la zona como el laboratorio, donde han mantenido una reunión técnica en la que se han expuesto las actuaciones que se están realizando. También han podido conocer la situación del antiguo vertedero de Sardas y las instalaciones de fábrica de Inquinosa. Durante la visita, la directora y el alcalde han anunciado que en las próximas semanas se invitará a hacer una visita conjunta para conocer los trabajos sobre el terreno a los portavoces de los grupos políticos en la Comisión de Medio Ambiente de las Cortes de Aragón, así como los de los grupos municipales en el Ayuntamiento de Sabiñánigo. Esta visita se enmarca en la ronda de contactos que la directora general está manteniendo para informar sobre la estrategia global diseñada por el Gobierno de Aragón para abordar de manera definitiva la descontaminación de todos los suelos afectados por los residuos de la empresa Inquinosa de Sabiñánigo. Dentro de este proceso, la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla, está manteniendo reuniones con representantes institucionales, políticos y asociaciones ecologistas. Sevilla ha destacado que el Departamento de Medio Ambiente está informando de las actuaciones que se están realizando y las acciones globales necesarias para abordar la descontaminación. La directora ha hecho hincapié en el gran esfuerzo que están realizando las administraciones, la necesidad de que todos estén implicados así como la complejidad de los trabajos a desarrollar. También han visitado hoy los trabajos técnicos de las empresas interesadas en presentar propuestas en el proceso de licitación para realizar los trabajos de descontaminación integral de la zona, que hasta el momento ascienden a 37. PLANTEAMIENTO INTEGRAL El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ya explicó en las Cortes de Aragón las principales líneas de este planteamiento integral diseñado por el Departamento de Medio Ambiente, que incluye el antiguo vertedero de Sardas, los suelos de la fábrica Inquinosa y el entorno del embalse de Sabiñánigo, y que se suman a las actuaciones emprendidas y previstas para la descontaminación total del vertedero de Bailín, para las que se cuenta con la cofinanciación del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. El Departamento de Medio Ambiente trabaja en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, con quien se ha firmado un convenio que está permitiendo afrontar obras por valor de 28,6 millones de euros. Sumando las actuaciones realizadas desde el año 95 por el Gobierno de Aragón, el importe destinado a la descontaminación de los terrenos afectados por Inquinosa supera los 40.6 millones de euros. ACTUACIONES En el caso de Sardas, se están invirtiendo en este año 1,1 millones de euros, destinados al estudio de focos, valoración de riesgos, control, trabajos de limpieza, vallado de parcelas, zanjas de recogida de escorrentías y estudios hidrogeológicos y de drenaje, que permitirán avanzar en el diseño del proyecto que dará una solución definitiva para esta zona, en la que se ha venido ejerciendo una constante labor de vigilancia desde que se selló el vertedero en los años 90. En Bailín se ha licitado la construcción de la nueva celda de seguridad que almacenará los residuos ubicados en Bailín que no sean trasladados a plantas especializadas de Europa para su incineración, de modo que permita el desmantelamiento del actual vertedero, tal y como está previsto en el proyecto diseñado para esta zona. La nueva celda, cuya construcción está previsto que comience este mismo año, se ubicará en una zona muy próxima al actual vertedero, con el fin de minimizar los riesgos que supondría el traslado de estos residuos. Estas instalaciones contarán con todas las garantías geotécnicas, y se han diseñado con el triple de las medidas de seguridad legalmente exigibles. Las nuevas instalaciones incluirán una zona de clasificación y tratamiento, donde se determinará el destino de cada tipo de residuo. Tras el desmantelamiento del actual vertedero y el llenado del nuevo vaso, se sellará esta nueva celda y se restaurará paisajísticamente todo el entorno. En el proyecto está previsto también el seguimiento post-clausura, así como la remediación de los suelos del emplazamiento sobre el que se encuentra el antiguo vertedero. En la actualidad, existen 140 piezómetros de control o bombeo en Bailín y una amplia red de extracción, que incluye sistemas portátiles. Para la gestión de los residuos líquidos extraídos, se construyó una planta depuradora con tratamiento físico-químico y de lodos, cuatro balsas de regulación de lixiviados, además de infraestructuras complementarias para el estudio y la realización de frecuentes y constantes analíticas de aguas, que se realizan cada hora. La empresa Industrias Químicas del Noroeste, S.A. (INQUINOSA) comenzó su actividad hace más de treinta años, antes de que existiera la Administración autonómica, y cuando la legislación ambiental que aplicaba la Administración del Estado no establecía criterios tan exigentes como los actuales para la correcta gestión de los residuos. Durante el periodo en el que desarrolló su actividad, desde 1974 hasta 1987, la empresa generó residuos derivados de la fabricación del lindano, que se depositaron sin un tratamiento específico y adecuado en los vertederos de residuos urbanos de Sabiñánigo, ubicados en las zonas de Sardas y Bailín.