Barreda afirma "no escuchar ningún argumento razonable ni nuevo" en las manifestaciones de Murcia

GUADALAJARA, 23 (EUROPA PRESS) El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, reiteró hoy que por muchas manifestaciones que organicen en Levante a favor del trasvase Tajo-Segura, cuya caducidad contempla el Estatuto de Autonomía de la región. "no lograrán acumular más razón", y aseguró, en referencia a la concentración de la pasada semana, que, de hecho, "no se escucho ningún argumento razonable ni nuevo". Barreda, que hoy inauguró en Zaorejas (Guadalajara) y coincidiendo con el Día Mundial del Agua el Centro de Interpretación del río Tajo, lamentó que la manifestación organizada en Murcia no fuera para dar las gracias a Castilla-La Mancha por los 10.000 hectómetros cúbicos trasvasados desde que funciona esta infraestructura, sino para reivindicar todavía más agua, informó en nota de prensa la Junta. "Van a seguir en la misma dinámica, la de pedir aún más agua, pero nuestra posición es inamovible", señaló el presidente castellano-manchego, que aprovechó su visita al Alto Tajo, en el Puente de San Pedro, para denunciar una infraestructura que consideró una "agresión" para un río que por esta causa ha visto disminuir su caudal circulante en calidad y cantidad. En este sentido, el presidente recordó que el río Tajo desemboca en el Atlántico, no en el Mediterráneo, y criticó el hecho de que la mayor parte del año, por el cauce artificial del río que deriva el agua hacia el Levante español, es decir por el trasvase, transcurra más agua que por el original. Para Barreda, esto es una "aberración" muy clara "se pongan como se pongan en Murcia", e insistió en que puede haber agua para beber todos si se hace un uso racional de este recurso tan escaso, pero no agua para todo. "Puede haber para todos y para satisfacer las necesidades de la cuenca cedente", aseveró el presidente, que, sin embargo, se negó a que el trasvase se utilice "para todo tipo de uso, para un desarrollo no sostenible en Murcia". A este respecto, Barreda se mostró rotundamente en contra del blindaje de los ríos porque favorecen que estos reduzcan su caudal en beneficio de otros, y recordó que el Tajo es el único blindado a favor del Segura. "Estando aquí en el Alto Tajo y es un buen lugar para reivindicar nuestra postura que se basa en la defensa de este río, en la denuncia del trasvase Tajo-Segura y en contra del uso indiscriminado del agua", afirmó Barreda, que aseguró que la postura de Castilla-La Mancha es "razonable, razonada y dialogante", dijo. Asimismo el presidente hizo de nuevo un llamamiento a la unidad y al consenso de toda la sociedad castellano-manchega en torno a este asunto, también del principal partido de la oposición, ya que, opinó, "en estas batallas es importante llevar la razón pero además, y mucho, que te la den".