Barreda cree que la cacería Bermejo-Garzón "no ha sido conveniente" y ha dado pie al PP a "agarrase a un clavo ardiendo"

TOLEDO, 16 (EUROPA PRESS) El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, consideró hoy que el hecho de que el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, acudieran juntos a una cacería "no ha sido conveniente" y que ha dado pie al PP a "agarrase a un clavo ardiendo". En una entrevista concedida al programa "En días como hoy" de RNE y recogida por Europa Press, Barreda afirmó que este hecho ha permitido que se extienda una "verdadera cortina de humo" sobre lo sustancial, ha dado un pretexto al PP para "agarrarse a un clavo ardiendo" y desde este punto de vista "ha resultado inoportuna". Por otra parte, y preguntado sobre cómo el Gobierno regional ha conseguido ahuyentar a los empresarios "cazafortunas" que se acercan a la administración para llevarse contratos a golpe de sobornos, Barreda dijo que en Castilla-La Mancha "no hemos tenido problemas de ese tipo y llevamos muchos años gobernando". "Seguramente --agregó-- porque esta gente debe tener un instinto especial, un olfato muy desarrollado, y saben con quién pueden y con quién no. La verdad es que yo tengo la satisfacción de decir que ni siquiera he tenido la oportunidad de decir que no a ninguna propuesta deshonesta", puntualizó el presidente castellano-manchego. En este sentido, el presidente regional, sobre lo que está ocurriendo en Madrid y Valencia, indicó que "es impresionante", además, "cada día que amanece desayunamos con una información que demuestra que el problema está mucho más extendido de lo que parecía inicialmente. Este es desde luego muy penoso", indicó. En cuanto a los comicios vascos y gallegos, el presidente de Castilla-La Mancha explicó que la realidad con Castilla-La Mancha es muy distinta, ya que dijo, "en el País Vasco hay un pluralismo muy grande, hay muchos partidos políticos con un buen porcentaje de representación ciudadana". "Creo que los nacionalismos en este momento del siglo XXI y con la Constitución de 1978, que les ha permitido gobernar en sus comunidades autónomas durante muchos años, tendrían que ser más leales con la Carta Magna", concluyó José María Barreda.