CHD somete a información pública el anteproyecto y el estudio de impacto ambiental del embalse de Guijasalbas (Segovia)

SEGOVIA, 17 (EUROPA PRESS) La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) acordó hoy someter a información pública el anteproyecto y el estudio de impacto ambiental del embalse de Guijasalbas, en la provincia de Segovia. La construcción del embalse, que tendría un coste aproximado de 8 millones de euros, es una de las tres actuaciones previstas por la Sociedad Estatal Aguas del Duero para resolver los problemas de abastecimiento de agua potable que existen en la provincia de Segovia, "tanto por la escasez del recurso como por la calidad del agua, con altas concentraciones de arsénico". Tal y como figura en el anteproyecto, recogido por Europa Press, el embalse de Guijasalbas, ubicado en los términos municipales de Valdeprados y Vegas de Matute (Segovia), tendrá capacidad para almacenar un máximo de 3,14 hectómetros cúbicos de agua anegando, cuando embalse se encuentre lleno, una superficie de 57,10 hectáreas. La presa proyectada es de gravedad de planta curva y tendrá una altura máxima sobre cimientos de 22,5 metros, mientras que para el desagüe de avenidas se proyectan dos aliviaderos en superficie, uno situado sobre el cuerpo de la presa, que vertería por el talud de aguas abajo del embalse, y un segundo aliviadero lateral. La apertura de este periodo de consultas es un nuevo paso en el proceso de Declaración de Impacto Ambiental al que debe someterse este proyecto de acuerdo con la resolución dictada por la Dirección General de Calidad Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino. OTRAS ACTUACIONES Además del embalse de Guijasalbas, la Sociedad Estatal Aguas del Duero también se plantea otras dos actuaciones como alternativa a la presa de Bernardos (que el 25 de noviembre de 2004 obtuvo Declaración de Impacto Ambiental negativa): la construcción del azud de Carbonero el Mayor y el recrecimiento de la presa del Tejo. La primera alternativa, con un presupuesto estimado de 21 millones de euros, contempla la construcción de un azud en el río Eresma a la altura de Carbonero el Mayor con capacidad para almacenar 17,4 hectómetros cúbicos de agua. Por su parte, la segunda alternativa tiene un coste estimado de 20 millones de euros y prevé el recrecimiento de la actual presa del Tejo, ubicada en la cabecera alta del río Moros, para aumentar su capacidad de 1,2 a 4,8 hectómetros cúbicos. Estas tres actuaciones permitirían la regulación de la cuenca alta del río Eresma, lo que aseguraría el suministro de agua potable a más de cincuenta localidades segovianas que sufren actualmente graves problemas de abastecimiento.