Estatuto C-LM.- ASAJA confiesa "no terminarse de creer" lo que está ocurriendo y aboga por el fin del trasvase

TOLEDO, 11 (EUROPA PRESS) El secretario regional de ASAJA, José María Fresneda, confesó hoy "no terminar de creerse" lo que esta sucediendo con la tramitación de la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha en el Congreso de los Diputados, y abogó porque finalmente triunfe lo acordado por unanimidad en las Cortes autonómicas, y que supone el fin del trasvase. A preguntas de los medios, y antes de la reunión que mantuvo con el delegado del Gobierno en la región, Máximo Díaz-Cano, aseguró que lo que se ha planteado en la Cámara Baja "al margen de lo que se acordó aquí, no me lo termino de creer, no puedo creer que alguien diga que no hay caducidad en el trasvase, y que alguien pueda plantear que no hay 600 hectómetros cúbicos en la cabecera, y que alguien quiera evitar que haya agua cristalina en el Tajo". "No quiero ni pensar que esto sea verdad", dijo Fresneda, quien se mostró confiado en que la Comisión Parlamentaria aclare todo, "porque si no fuera así, sería condenar definitivamente a esta región al ostracismo más absoluto por la falta de agua". Criticó el representante de ASAJA que se pueda recurrir a la Directiva Marco del Agua, "cuando encima de la mesa tenemos la posibilidad de establecer una reserva estratégica de 600 hectómetros cúbicos. Qué menos que eso", explicitó. Respecto a la fecha de caducidad del trasvase, Fresneda consideró que se establecerá "aquel día que el Gobierno cumpla con los compromisos que tiene adquiridos y cuando podamos usar el agua. En ese momento se producirá la caducidad", insistió. Según Fresneda, el desarrollo propio de una región como esta, "a no ser que los que nos rodean quieran hundirla", pasa por la caducidad de ese trasvase "que algún día se va a producir, pero que no nos nieguen ni el pan ni la sal como algunos pretenden". No obstante, aseveró que su organización no se va a quedar al margen del debate del agua "bajo ningún concepto, porque el agua para nuestros pueblos, campos y ganaderías es vital, y por eso lo que tiene que saber España entera es que la cuenca cedente tiene derecho sobre la cuenca receptora, y nosotros somos cuenca cedente y nadie debe permitirse el lujo de decirnos que nos vamos a quedar sin una gota de agua, o decidir que se repartan 600 hectómetros cúbicos entre todas las cuencas de la región. Eso es una falta de respeto y de consideración al pueblo de Castilla-la Mancha que en su día tomó esa decisión", defendió. Por ello, aseveró que "quien haya alentado esas enmiendas para dejarnos sin agua, está alentando una situación que genera crispación entre los castellano-manchegos y las consecuencias podrían ser mucho peor que eso", afirmó convencido de que los castellano-manchegos "estamos hartos de ver el trasvase y ver cómo se alienta esa obra faraónica que esta hundiendo esta región". Respecto a la valoración que le merecen las enmiendas presentadas por el PP, el secretario regional de ASAJA dijo, a preguntas de los medios, que "del PP tengo poco que decir, ni del PSOE ni del PP. Sencillamente quien tiene que pedir explicaciones tanto a unos como a otros son sus militantes, porque nosotros como organización agraria que somos, y que defendemos los intereses de los agricultores, lo que queremos es agua y que cada cuál se retracte en función de lo que ha propuesto y ha dicho".