Estatuto C-LM.- Díez de Baldeón (PSOE) dice que enmiendas de PP suponen una rebaja sustancial de las peticiones en agua

CIUDAD REAL, 16 (EUROPA PRESS) La diputada nacional del PSOE, Clementina Díez de Baldeón, aseguró hoy en Ciudad Real que las enmiendas que ha presentado el PP al Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha suponen una rebaja sustancial de las peticiones iniciales en materia de agua, motivo por el cual el PSOE no pudo llegar a un acuerdo antes de que concluyera el plazo de presentación de enmiendas, el pasado 10 de febrero. En rueda de prensa, Díez de Baldeón recordó que los socialistas conservan la fecha de caducidad del trasvase Tajo-Segura en el preámbulo, además de que se contempla la reducción progresiva del mismo hasta su extinción mientras que el PP --explicó-- no habla en sus enmiendas ni de reducción del caudal de agua trasvasada ni de caducidad, "sólo hablan de una revisión, y lo hacen de forma tan ambigua que podría ser al alza o a la baja". Además, recordó que el PSOE también recoge como una cuestión fundamental una reserva de agua no trasvasable de 600 hectómetros cúbicos en la cabecera del Tajo, reserva que si se garantiza, significaría también el fin del trasvase porque no habría agua suficiente para derivar. Por el contrario, expuso la diputada nacional del PSOE, el PP habla de una reserva de agua en toda Castilla-La Mancha de 600 hectómetros cúbicos. "Una vez más están demostrando su desconocimiento o confusión en materia de agua en la región, donde la necesidad es de 3.000 hectómetros cúbicos, de forma que si se aprobara su enmienda no tendríamos agua ni para lavarnos", indicó Díez de Baldeón, quien también criticó que la presidenta regional del PP, María Dolores de Cospedal, confunda el trasvase Tajo-Segura con la tubería a la Llanura Manchega ya que mientras que en el primero la cantidad de agua que se puede trasvasar es de 600 hectómetros cúbicos para regar y otros usos, en el segundo es un máximo de 60 hectómetros cúbicos para consumo humano. Finalmente, Clementina Díez de Baldeón, que aseguró que su partido seguirá trabajando para tratar de lograr el consenso, lamentó que el responsable de presentar las enmiendas del PP fuera un diputado nacional por Murcia que ni es miembro de la dirección del partido ni ha trabajado en las comisiones sobre el Estatuto. "Es una muestra más de lo mal que defiende el PP los intereses de Castilla-La Mancha, ya que el diputado nacional por Murcia sólo salió a tranquilizar a los regantes de Murcia y Valencia, a los que les dijo que sus enmiendas no iban a recoger ni la caducidad del trasvase ni la reserva de 600 hectómetros cúbicos en la cabecera del Tajo", concluyó.