Estatuto C-LM.- Los regantes quieren reunir 100.000 personas en una gran manifestación en la primera quincena de marzo

MURCIA, 13 (EUROPA PRESS) El Comité de Crisis de la Sequía acordó hoy convocar una gran manifestación, a modo de "movilización general" y en la que quiere reunir a 100.000 personas, en un día por determinar durante la primera quincena de marzo, según anunció hoy el presidente del Sindicato Central de regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Francisco del Amor. Y es que, el Comité de Crisis considera el actual estado de tramitación del Estatuto de Castilla-La Mancha, así como las enmiendas presentadas, "una agresión a la actividad agraria, al empleo y, en general, a toda la actividad económica de la cuenca del Segura". Igualmente, exigió a los diputados electos por la Región de Murcia, la Comunidad Valenciana y la provincia de Almería "su voto negativo a cualquier enmienda de naturaleza inconstitucional o que sea atentatoria al trasvase Tajo-Segura", así como a los dirigentes nacionales del PP y PSOE que "cumplan sus compromisos de garantía de continuidad" del acueducto. Del Amor recalcó la "situación gravísima" en la que se encuentra el futuro del trasvase, y aseguró que "tenemos que estar todos sabiendo lo que nos jugamos, sin perder la esperanza de que el Estatuto vuelva a su sitio", esto es, a las Cortes de Castilla-La Mancha. En este sentido, reiteró que "la paralización del trasvase supondría dejar 147.000 hectáreas en desierto". "Esto se termina para los regantes, pero también para beber, ya que la reserva estratégica de 600 hm3 supone el fin para el abastecimiento", explicó Del Amor, quien por ello reclamó el apoyo "de toda la sociedad, porque nos la estamos jugado". Asimismo, insistió en que el fin del trasvase "no se lleve a efecto bajo ningún concepto", pues "no tiene sentido cerrar una infraestructura que ha demostrado su capacidad de generar riqueza y desarrollo". "Esperamos que se recapacite por parte del PP y el PSOE y que esto se vuelva a estudiar", apostilló. Al respecto, Del Amor conminó a PP y al PSRM a "mantener la palabra que dieron de defender el trasvase". "Si esto va para adelante, deben votar no, porque fue lo que dijeron, que se opondrían a cualquier cosa que supusiera tocar el Tajo-Segura", rememoró Del Amor, quien explicó que "este Comité de Crisis consensuó con los tres partidos la defensa del Tajo-Segura a ultranza y parece que se olvida que esto está firmado". "Un grano de trigo no hace granero", apuntó el presidente del Scrats, para quien los diputados nacionales de Murcia, Alicante y Almería "deben empezar a dar ejemplo votando no" a todas las enmiendas presentadas, al tiempo que reconoció que "si no se hubiera admitido a trámite la reforma del Estatuto, igual ahora no estaríamos en esta situación". LUGAR POR DECIDIR. En cuanto al lugar de la manifestación, Del Amor señaló que todavía no está decidido, aunque se hará en breve, pero descartó Madrid "por el momento de crisis en el que nos encontramos". De hecho, comentó que el autobús que contrataron cuando fueron al Congreso a llevar las firmas en contra del Estatuto "nos costó 1.200 euros, más la comida, por lo que sale por unos 1.500 euros". "Estamos hablando de meter a 100.000 personas, por lo que nos supondría un coste muy elevado para la eficacia que puede tener", agregó Del Amor, quien no obstante aclaró que "eso no significa que no se toque Madrid, con actuaciones puntuales", concluyó.