Estatuto C-LM.- Riolobos (PP) critica que Barreda mezclase el acto del Día del Consumidor con la manifestación de Murcia

TOLEDO, 19 (EUROPA PRESS) La senadora y portavoz del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, criticó hoy que "ante un despliegue de parafernalia, videos de producción propia, autobombo y complacencias de sus corifeos, el presidente regional José María Barreda perdió varias veces los papeles a la hora de mezclar el Día del Consumidor con la manifestación que ayer por la tarde se celebró en Murcia para protestar contra la reforma del Estatuto Castellano-Manchego y el punto y final del trasvase Tajo-Segura". "Barreda volvió a olvidarse de los ciudadanos de la comunidad, especialmente en momentos de crisis económica e intentó mezclar el acto institucional del Día del Consumidor de Castilla-La Mancha con un mitin del PSOE, partido en el que, por cierto, cada día tiene menos peso político" lamentó Riolobos en nota de prensa. Refiriéndose al acto celebrado en Albacete, conmemorando esta jornada dedicada a los derechos del consumidor, Riolobos calificó como "muy grave que, en este contexto económico, con Castilla-La Mancha liderando la senda de la deflación, cuando desde las instituciones se debería lanzar un mensaje claro y de confianza con el consumidor, el presidente vuelva a hacer dejación de sus funciones y se presente como un mitinero nervioso que busca su hueco perdido en el PSOE". Asimismo, Riolobos destacó que, "prácticamente coincidiendo en el tiempo con este discurso lleno de tópicos de Barreda, la secretaria de organización del PSOE, Leyre Pajín, desautorizaba sus planteamientos, al afirmar que no va a haber ni una sola infraestructura menos de las que hay hoy para dar agua a los ciudadanos de Alicante, de Valencia y de Murcia, en clara referencia a la continuidad del Trasvase Tajo-Segura". Según la portavoz del PP de Castilla-La Mancha, estas contradicciones internas en el seno del PSOE "no hacen más que dar la razón al PP, que desde un primer momento se presentó como el único partido capaz de plantear una solución al enfrentamiento generado por Zapatero y asumido por Barreda respecto a la política hidráulica, como era el Plan Hidrológico Nacional". Riolobos apuntó que "años más tarde de derogarlo, han tenido que volver al mismo planteamiento, hablando de la necesidad de un pacto nacional por el agua -la idea original del PP- y ver cómo los socialistas de cada comunidad mantienen ideas diferentes". Riolobos lamentó que "con la derogación del Plan Hidrológico Nacional, se perdieron cinco años de construcción de infraestructuras, soluciones reales para el problema del agua en España". Asimismo, recordó "la traición de los socialistas castellano-manchegos que votaron a favor de su derogación, cuando en Castilla-La Mancha, las Cortes Regionales habían votado su respaldo más absoluto, empezando por el propio expresidente de la Junta, José Bono". "Frente a esta política de gestos y ausencia de construcción de infraestructuras hidráulicas, el Partido Popular, que proyectó en su día la construcción de la tubería de abastecimiento de la Llanura Manchega, sigue hablando de la necesidad de la interconexión entre cuencas y de poder contar con agua en cantidad y de calidad para Castilla-La Mancha, manteniendo un discurso coherente", aseguró Riolobos, quien cree que "Barreda tiene tantos frentes abiertos en Castilla-La Mancha que parece haber tirado la toalla en la defensa de sus intereses, por lo que le deparó el mismo futuro político que el del Gobierno de Zapatero, al que le quedan tres telediarios".