II y la A-2302, dentro del proyecto del pantano de Mularroya

TERUEL, 17 (EUROPA PRESS)

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha iniciado la ejecución de la variante de las carreteras N-II y la A-2302 que se incluye en el proyecto constructivo del embalse de Mularroya, actualmente en obras. Esta semana han comenzado la deforestación de la zona donde se ha proyectado la actuación.

La variante, que se construirá de forma paralela al embalse, se ha proyectado en los términos municipales de Morata de Jalón, Ricla y La Almunia de Doña Godina y tiene una longitud total de 12,9 kilómetros. Parte del kilómetro 3 de la A-2302 y rodea el embalse cruzándolo por su cola para terminar en el punto kilométrico 272 de la N-II, previo a la salida de la A-2.

Como elementos singulares se ha incluido la construcción de un viaducto con una longitud total de 236 metros y un túnel de 282 metros.

El eje principal se ha proyectado con una calzada de 7 metros de ancho con dos carriles de 3,5 metros cada uno y arcenes de un metro de ancho. Los ejes secundarios tendrán un carril único de 4,5 metros de ancho y arcenes de 1 metro.

El embalse de Mularroya se recoge en el Pacto del Agua de Aragón y el Plan Hidrológico Nacional y supone una inversión del Gobierno de España de 128.967.820 euros para la regulación del río Grío y los caudales de la Cuenca del Jalón.

El sistema permitirá el riego de los terrenos situados en el Bajo Jalón, además de garantizar el abastecimiento a las poblaciones de la zona, la demanda industrial y el caudal ecológico de los ríos Jalón y Grío.