La Junta de explotación del sistema Órbigo y Tuerto (León) acuerda iniciar la campaña de riego derivando agua del río

LEÓN, 20 (EUROPA PRESS) La Junta de explotación del sistema Órbigo-Tuerto acordó, a raíz de las altas temperaturas registradas en los últimos diez días, iniciar la campaña de riego por medio de la derivación de agua del río Omaña, con un caudal circulante de 120 metros cúbicos por segundo. De este modo, según informaron a Europa Press fuentes de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), no habrá necesidad de desembalsar el agua de los pantanos que abastecen a este sistema, los de Barrios de Luna y Villameca que se encuentran, respectivamente, al 62,8 por ciento y 87,7 por ciento de su capacidad. "En todo caso, la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) garantizará que el caudal circulante del río sea siempre superior al caudal de mantenimiento", destacaron las mismas fuentes antes de señalar que, con estos primeros riegos se pondrán iniciar los cultivos de cereal y remolacha. Además, en función del descenso del caudal se irán cerrando las tomas directas desde los ríos y se irán acordando los desembalses para afrontar la campaña de riego aunque, "en principio y salvo imprevistos", la campaña que depende del embalse de Villameca se podrá desarrollar con normalidad. Los riegos que dependen del embalse de Barrios de Luna y, dado el gran número de hectáreas que se abastecen del embalse, dependerán de las lluvias que se puedan producir en primavera y del agua que reciba el embalse procedente del deshielo. La CHD irá estudiando, durante lo que dura el desarrollo de la campaña, las aportaciones a los embalses e irá ajustando y controlando las dotaciones solicitadas por las Comunidades de regantes en las sucesivas sesiones de la Junta de Explotación, tal y como ya hizo en campaña precedentes, para conseguir que en el consumo por hectárea "no haya dispersiones inasumibles". Las Comunidades de Regantes deberán, por su parte, presentar en la primera quincena de mayo la relación del número de hectáreas que van a plantar de cada clase de cultivos a fin de poder ajustar al máximo las previsiones de riego. La CHD dará a conocer el control de consumos en las sucesivas reuniones de la Junta de Explotación para que cada comunidad de riego administre los volúmenes previstos asignados.