La Junta fomentará el agroturismo en la zona que une Extremadura y Alentejo con el proyecto Taejo Internacional

MÉRIDA, 11 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural de la Junta de Extremadura fomentará el agroturismo en la zona que une dicha región y el Alentejo (Portugal) a través del proyecto 'Taejo Internacional', cuyo principal objetivo es contribuir al desarrollo social y económico en esta zona transfroteriza.

Dicho proyecto pretende desarrollar estrategias de colaboración entre ambos territorios que pongan en valor los recursos naturales, culturales e históricos ligados al Parque Natural de Tajo Internacional a ambos lados de la frontera.

Según informó el Gobierno extremeño en nota de prensa, 'Taejo Internacional' pretende aprovechar la figura de los Parques Naturales Tajo y Tejo Internacional a ambos lados de la frontera, como un impulso para el desarrollo y como un "atractivo" turístico que "revitalice la zona y contribuya a la mejora económica y al empleo del territorio".

Además, señaló que fuera de los núcleos urbanos de Castelo Branco, Portalegre (Portugal) y, en menor medida, Valencia de Alcántara (Cáceres), los municipios se caracterizan por tener "poca" población repartida en un "amplio" territorio, con una economía basada en la agricultura y la ganadería, y donde el índice de ruralidad "va en regresión".

Por ello, añadió, esta acción conjunta tendrá "especial relevancia" a la hora de fijar la población y revitalizar la zona de Extremadura y el Alentejo Portugués.

DESTINO TURÍSTICO

Asimismo, la Junta explicó que el proyecto 'Taejo Internacional' quiere convertir este "privilegiado" enclave transfronterizo en un destino turístico a través del diseño y puesta en marcha de diferentes productos de ocio que pongan en valor las "potencialidades" de los municipios participantes, aprovechando la navegabilidad del Tajo, la observación de flora y fauna de los parques mediante rutas de senderos y centros de interpretación, el disfrute de la cultura y la degustación de la gastronomía típica.

Igualmente, apuntó, esta amalgama de productos turísticos se acompañará de dispositivos de información y campañas de cooperación empresarial para dar a conocer las acciones emprendidas y para provocar un compromiso de la población local asegurando así la continuidad del proyecto a medio y largo plazo.

En concreto, la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, a través de la Dirección General de Desarrollo Rural, pondrá en marcha un turismo ligado a la labor agroganadera de los territorios implicados.

Para ello se establecerán rutas agroturísticas basadas en una oferta "diversa y complementaria" a las actividades agroganaderas y que pondrán en valor la labor agrícola y pastoril dando a conocer este trabajo, provocando el "disfrute" del turista y contribuyendo a la "mejora de la economía" de la población local.

Así, indicó que se establecerán convenios de colaboración con agricultores y ganaderos que darán a conocer su labor, mediante la concesión de visitas a sus propias explotaciones, consiguiendo a cambio la valoración de este oficio por parte de los visitantes y un complemento a su renta.

Según señaló la directora general de Desarrollo Rural de la Junta de Extremadura, Ángela León, se trata de que en determinados sectores de la agricultura y ganadería de la región "se puedan complementar las rentas agrarias dando trabajo a jóvenes y mujeres de la propia explotación".

Añadió también, que habrá rutas gastronómicas basadas en productos agroalimentarios de calidad, sensibilizando a las empresas turísticas del territorio para que otorguen un "protagonismo especial" a los mismos a través de la oferta de sus servicios de forma especializada orientados hacia el turismo gastronómico.

Finalmente, destacó que es un proyecto de desarrollo turístico y rural "equilibrado", como "motor" de la economía agrícola de la zona, y que origine un turismo sostenible como complemento de renta para ayudar a fijar la población en el medio rural.