Las confederaciones del Júcar y Guadiana reconocen que las lluvias han mejorado la situación de las cuencas

CUENCA, 15 (EUROPA PRESS)

Los presidentes de las Confederaciones del Júcar y Guadiana, Juan José Moragues, y Eduardo Alvarado, respectivamente, reconocieron hoy que las cuencas del Júcar y del Guadiana se encuentran "bastante mejor" que el año pasado, y que el estado es "razonablemente bueno".

En declaraciones a los medios, Moragues señaló que los tres embalses más importantes de las cuenca del Jucar almacenan más de 660 hectómetros cúbicos, la mejor cifra de los últimos veinte años, y añadió que durante la VII Jornada de Regadíos que "la cuenca está en un estado de normalidad, con un volumen embalsado que es más del doble que el año pasado por estas fechas", agregó.

Moragues manifestó que el reparto es "muy desigual", porque ha sido un año de más pluviosidad en la costa, "y Tous se encuentra con 198 hectómetros cúbicos embalsados, por encima de su máximo histórico; y no podemos embalsar más porque es nuevo y es necesario ir probándolo".

Asimismo, apuntó que Contreras tiene 216 hectómetros cúbicos, pero Alarcón está por debajo de la media, por lo que reconoció que el nivel de pluviosidad ha sido "muy superior" en las zonas cercanas a la costa.

GUADIANA

Por su parte, en rueda de prensa, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, señaló que el estado es relativamente favorable, sobre todo frente al año pasado. "La cuenca está por encima del 55 por ciento, e incluso ha sido necesario desembalsar en las zonas más cercanas a la desembocadura", añadió.

Sobre el acuífero 23, Alvarado manifestó que las acciones a medio plazo aún no se notan, pero sí que se percibe una reducción en el descenso del acuífero, que achacó a la "contención" de los agricultores que usan los pozos. Así, recordó que el objetivo del Plan Especial del Alto Guadiana es, precisamente, salvaguardar los acuíferos.

Así lo afirmó tras firmar un convenio con la Diputación Provincial de Cuenca, donde puntualizó que algunas iniciativas como la adquisición de derechos, o las compras en el entorno de las Tablas de Daimiel, "aún no se notan y se tienen que notar a medio plazo en el acuífero. Sin embargo, sí que contribuyen a mejorar las condiciones", añadió.

"Hacemos un seguimiento muy estrecho del acuífero y de las condiciones de los aportes que se pueden realizar. Espero que siga lloviendo, aunque sea de forma irregular, porque así ayudamos a mantener la humedad en superficie", argumentó.

Sobre las sanciones por utilización de los pozos, Alvarado apuntó que en los últimos tiempos ha habido una ralentización del número de sanciones. "La Guardia Civil hace lo que tiene que hacer, y trata de corregirlo muchas veces sin sanciones", agregó.

En cualquier caso, el presidente de la Confederación anunció que "seguiremos adelante con todas las actuaciones que tenemos en marcha, incluido el proceso de regularización", concluyó.