Vara dice que cuando se ponga sobre la mesa el trasvase de Valdecañas "Extremadura pondrá sus condiciones"

Monago señala por su parte que antes de ir "a otras comunidades a ofrecer su agua" hay que considerar si ésta "será necesaria" en los próximos "20 ó 30 años" para Extremadura JERTE (CÁCERES), 20 (EUROPA PRESS) El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, expresó tras finalizar el acto institucional del Cerezo en Flor que no tiene constancia de que haya planos sobre el trasvase de Valdecañas, aunque añadió que si el plan de este trasvase "se pusiera encima de la mesa, Extremadura pondría sus condiciones" ya que según dijo "el estar dispuesto a hablar no significa estar dispuesto a claudicar". En su intervención ante los medios, Vara puso de manifiesto que "hay más interés por parte de algunas zonas" en que se hable de estos temas "que en el propio ministerio". El presidente de la Junta expresó así su preocupación por que se lleve a cabo "un plan de viabilidad para los regadíos afectados" por el trasvase ya que los extremeños, indicó, tienen sus "problemas", y por ello propuso el ser "capaces" de "buscar soluciones para los demás" y también para la región, algo que sería "perfecto". En cualquier caso, Vara expresó que no se puede mover "por suposiciones de gente interesada en que se hable del tema" ya que el ministerio todavía no lo puso sobre la mesa. Guillermo Fernández Vara recordó que ya expuso en el parlamento extremeño diferentes obras para aumentar la "capacidad de embalsamiento" de los pantanos de Extremadura, así como que los regantes del Tajo acudirán junto a él cuando se vaya a negociar este trasvase. De la misma manera el presidente expuso que "si hay alguien que dice que hay que hacer un estudio" significa que los estudios no están hechos, por tanto "no hay nada de qué hablar", en referencias a las declaraciones realizadas previamente por el presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago. ESTUDIO DE NECESIDADES Monago lamentó en Jerte ante los medios de comunicación que todavía "no se sabe si hay papel" sobre el trasvase de Valdecañas, ya que hay declaraciones "contradictorias" entre los responsables del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. El presidente del PP expuso que antes de ir "a otras comunidades a ofrecer su agua" hay que considerar si ese agua "será necesaria" en los próximos "20 ó 30 años" para Extremadura, ya que según apuntó ésa suele ser la "vigencia" de los trasvases. Monago recalcó que daría su apoyo al trasvase "si la necesitaran para beber", aunque añadió que tiene la impresión de que "no la necesitan para beber", sino que la necesitan "para otras cosas", y apuntó que es posible que en los próximos años "si le va a hacer falta a Extremadura". El líder de la oposición indicó igualmente que el presidente de la Junta "no puede hipotecar el agua para los extremeños sin saber si nos hace falta ahora" o si hará falta "en el futuro". Según Monago, "el agua es de todo el mundo pero está en Extremadura" y por ello primero habrá que determinar cuáles son las necesidades de los extremeños. Finalmente, aseguró que ahora mismo el agua de Valdecañas "está verde" y que si se retiran centenares de hectómetros cúbicos, allí "no habrá ningún proyecto de desarrollo económico", ya que si el agua "huele con 6.000 Hectómetros cúbicos, con 300 allí no se crían ni los pájaros", señaló.