El Centro de Trashumancia de la Venta de Piqueras reabre sus puertas tras las obras de mejora de sus instalaciones

LOGROÑO, 07 (EUROPA PRESS)

El Director General de Medio Natural, Miguel Urbiola, visitó hoy el Centro de la Trashumancia de la Venta de Piqueras que ha reabierto sus puertas después de las obras de acondicionamiento y mejora de sus instalaciones y contenidos

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha invertido un total de 73.116 euros en actuaciones que han consistido en reformas en las estructuras de la exposición. Para ello se han reformado los soportes expositivos con la colocación de nuevas superficies de madera para los paneles y la instalación de marcos y esquineros en las vitrinas y paneles.

Reposición del material gráfico. Se han reeditado los veinte paneles de la exposición y se han colocado sobre los nuevos soportes. Además, se han incluido tres paneles centrados en la relación del centro con el Parque Natural Sierra de Cebollera.

Acondicionamiento de elementos etnográficos de la trashumancia: Se han catalogado y limpiado todos los elementos etnográficos que conforman la exposición y que integran un conjunto de gran valor relacionado con la actividad de la trashumancia.

Restauración de las maquetas de los chozos: Se han restaurado las maquetas de los chozos y se han colocado en un nuevo mueble expositor, dotado con iluminación propia y textos explicativos que permite contemplar las reconstrucciones de estas construcciones ligadas a los usos ganaderos.

Equipamiento audiovisual: Se ha dotado a la exposición de los medios audiovisuales necesarios para la proyección de un documental sobre el Parque Natural Sierra de Cebollera, la historia del paisaje en la zona y su relación con la actividad pastoril y con la vida de los habitantes de estas tierras. El audiovisual, que se proyectaba anteriormente en el Centro de Interpretación del Parque Natural Sierra de Cebollera, se ha recuperado por su gran interés y su estrecha relación con la temática del Centro de la Trashumancia.

Mejoras en la iluminación: Mejora integral de la iluminación de la exposición a través de la instalación de carriles de iluminación con nuevos focos y reposición de lámparas en las cajas de luz de fibra óptica.

Además se ha llevado a cabo la instalación en la entrada del edificio de panel exterior identificativo del centro y logotipo corporativo del Parque Natural Sierra de Cebollera. Reparación de la reconstrucción del horno e iluminación interior. Mejora del aislamiento del recinto y de las ventanas, y tratamiento de la madera de la carpintería exterior y del suelo de la sala de exposición.

MÁS DE 43.000 VISITANTES

El Centro de la Trashumancia comenzó su andadura en junio de 2002 y dispone de una amplia exposición de material relacionado con la trashumancia, que recoge desde vestimentas y utensilios de cocina hasta instrumentos musicales, amuletos, herramientas de trabajo y otros elementos empleados por los pastores en sus viajes. También ofrece información sobre las rutas de la trashumancia, normas y costumbres, organización, creencias y tradición oral en torno a este modo de vida.

El edificio, que completa la infraestructura de uso turístico y educativo del Parque Natural Sierra de Cebollera, se ha convertido en un importante punto de referencia para los visitantes de este espacio natural. Durante el pasado año 2008, recibió 7.087 visitantes y en los cerca de siete años que lleva abierto han pasado por sus dependencias más de 43.000 personas.

DÍA DEL ÁRBOL DE LAS TRECE VILLAS

La reinauguración del Centro de la Trashumancia coincide con la celebración del Día del Árbol que anualmente programa la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial en colaboración con la Hermandad de las Trece Villas.

En esta ocasión la plantación de árboles ha tenido lugar en Ortigosa de Cameros, localidad que preside este año la Hermandad. Más de un centenar de alumnos de Educación Primaria del Colegio Rural Agrupado de Camero Nuevo -que engloba a los centros escolares de Viguera, Torrecilla, Ortigosa y Villoslada- han participado en el programa de actividades diseñado por el equipo de educadores ambientales del Parque Natural Sierra de Cebollera.

La jornada incluye talleres, juegos, comida de hermandad, chocolatada y la tradicional plantación. En esta edición se ha llevado a cabo una pequeña repoblación en un monte de la zona y se han plantado trece árboles en el entorno de las piscinas de Ortigosa de Cameros, que simbolizan los trece municipios integrados en la Hermandad. El objetivo de estas plantaciones anuales es que cada una de las localidades disponga de un parque que represente el espíritu de la Hermandad.