El comité de Isla Mágica pide a Navarrete que aclare "el rumbo" de la empresa y no sea un "presidente florero"

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

El comité de empresa de la sociedad Parque Isla Mágica SA (Pimsa) advirtió hoy de que el nuevo presidente, Luis Navarrete, debe aclarar "qué rumbo" desea imprimir al parque temático de Sevilla en el periodo que se abre con el nuevo contrato de explotación otorgado por la Consejería de Economía y Hacienda, reclamándole que se "implique" en el progreso del negocio y no se convierta en "un presidente florero".

El presidente del comité de empresa, Joaquín Jiménez (CCOO), dijo a Europa Press que tras la designación de Navarrete, ex presidente de Caja San Fernando y de la Diputación de Sevilla, el ya nuevo presidente de Pimsa debe reunirse la semana que viene con los representantes de los trabajadores para que el comité de empresa tome conocimiento "oficial" del relevo de José Luis Galán al frente de la empresa.

En tal encuentro, el comité de empresa pedirá a Navarrete que aclare "qué rumbo" ha escogido para conducir la empresa, sobre todo cuando la empresa acaba de estrenar el nuevo contrato de explotación concedido por la Consejería de Economía y Hacienda, que contempla una concesión por un periodo máximo de 50 años con un aprovechamiento urbanístico de 45.407 metros cuadrados para uso terciario, esto es, hoteles o establecimientos comerciales en función de los designios del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2006.

El canon, en términos exactos, se fija en 226.973 euros entre el primer y el séptimo año, pero se eleva a 983.061 a partir del octavo año, cuantías a las que se debe sumar 100.000 euros por el arrendamiento del pabellón de España a la Sociedad Estatal de Gestión de Activos S.A. (Agesa) y un tercer canon por la explotación de una parcela actualmente destinada a aparcamientos. Esta última cuantía se reduce a 3.966 euros entre los años primero y quinto, pero asciende a 257.612 euros a partir del sexto.

Bajo estas condiciones, y dado el "compromiso" empresarial previo de invertir cien millones de euros en el parque temático de Sevilla, Joaquín Jiménez solicitará a Navarrete si prevé limitarse a "aguantar el tirón con una inversión cero" o, por el contrario, "piensa implicarse" en la gestión efectiva del negocio al objeto de sacar a Isla Mágica de los número rojos. "No queremos un presidente florero", dijo.