Provocan una asamblea general extraordinaria de San Eloy para elegir el proyecto del parque empresarial

CÓRDOBA, 25 (EUROPA PRESS)

Un grupo de 33 joyeros asociados a la Asociación de Fabricantes de Joyería Cordobesa San Eloy ha provocado, mediante un documento firmado por todos, una asamblea general extraordinaria para "desactivar" que el proyecto del ex teniente de alcalde de Urbanismo José Mellado sea la única propuesta a considerar para desarrollar el proyecto del parque empresarial San Eloy.

Según el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, este grupo de joyeros lo ha hecho "ajustándose a los artículos ocho y nueve de los estatutos de la asociación con la única intención de desactivar una maniobra de la junta directiva, que va encaminada a facilitar la labor del ex teniente de alcalde de Urbanismo José Mellado como la única propuesta para el desarrollo del proyecto".

Para ello, este grupo de joyeros cuenta con "pruebas documentales y testigos que acreditan fehacientemente esta intención". Y es que llevan "más de un mes intentando por todos los medios" que la junta directiva acceda a sus pretensiones "basadas únicamente en la convocatoria de una reunión de compromisarios, socios del proyecto, en la cual, y previa información total y exposición de todas las posibles propuestas de ejecución, cada compromisario puede elegir, en función de su interés, la que más le interese".

Este grupo espera que "se imponga el sentido común y accedan a lo que están obligados a hacer y dejen de tomar decisiones que, como junta directiva, no están legitimados".

La Agrupación de Interés Económico (AIE) que se creó con el objetivo de desarrollar este parque empresarial en la carretera de Palma del Río quiere que su propuesta también sea auspiciada por la junta directiva y no se vuelque sólo en la postura de José Mellado.

Por ello, quieren que se celebre una asamblea de todos los asociados de San Eloy en el ánimo de que "todos conozcan la situación que se ha creado". Sólo piden una reunión y como "la junta directiva no accede a ello" tras haberlo pedido con los medios normales, este grupo de joyeros ha decidido ajustarse a los estatutos y provocar la asamblea.

El escrito lo presentaron ayer y su intención es que una vez que se convoque esta asamblea se debatan las propuestas, se voten democráticamente y que gane el proyecto que decida la mayoría.

El proyecto de la AIE está fundamentado en diversos ejes, entre los que se encuentra "el objetivo de agrupar a distintas inquietudes empresariales del sector de la joyería, donde las empresas van a tener la posibilidad de poder elegir entre las alternativas que se pueden derivar del proyecto", siendo integrador al cien por cien.

Pretenden reflotar la actividad del sector de la joyería, "con un único proyecto para todas las empresas con distintos caminos para poder acceder a él". Consta de distintas fases, la primera es la construcción conjunta de naves empresariales, para lo que desde hace tiempo se está trabajando en la definición de incentivos y subvenciones públicas o mediante la concesión del mayor nivel de financiación posible para este proyecto. Se trata de un proyecto de contenido y no de obra civil únicamente porque una vez construidas las naves se desarrollarán distintos proyectos con distintos contenidos, según las necesidades e inquietudes de cada una de las empresas.

Pretenden que exista un diagnóstico personalizado de cada empresa, con lo cual no sólo están interesados en un modo fabril, sino que están muy necesitados de contenido empresarial, prefiriendo que sea de forma agrupada.

El Banco de Desarrollo del Consejo Europeo está interesada en la financiación, pero este grupo de joyeros teme perder esta oportunidad porque se están alargando muchos los plazos debido a que no existe un acuerdo.