Diez plataformas ecologistas piden la retirada de competencias a la Junta de Castilla y León

  • León, 30 abr (EFE).- Diez plataformas conservacionistas españolas han pedido hoy la retirada de competencias medioambientales a la Junta de Castilla y León, por falta de atención a los espacios naturales y las especies amenazadas.

Diez plataformas ecologistas piden la retirada de competencias a la Junta de Castilla y León

Diez plataformas ecologistas piden la retirada de competencias a la Junta de Castilla y León

León, 30 abr (EFE).- Diez plataformas conservacionistas españolas han pedido hoy la retirada de competencias medioambientales a la Junta de Castilla y León, por falta de atención a los espacios naturales y las especies amenazadas.

La comunicación se produce después de la aparición de un oso decapitado en la zona oriental de la Cordillera Cantábrica, donde la población de plantígrados está especialmente amenazada.

Firman el comunicado conjunto la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, FAPAS, Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico, Asociación de Naturalistas Palentinos, Federación de Ecologistas en Acción-Castilla y León, Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, Plataforma Filón Verde, Asociación para el Estudio y Protección de la Naturaleza(URZ), Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria(ARCA) y Asociación Ecologista "La Braña".

El pasado 20 de abril apareció el cadáver decapitado de un oso pardo en el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, en la Montaña Palentina. enclave, incluido en la Red Natura 2000 clave en la conservación del núcleo oriental de osos cantábricos, que suma un total de unos 25 ejemplares.

El Oso Pardo (Ursus arctos) es una especie catalogada por la legislación española en la categoría "En Peligro de Extinción" que en la Cordillera Cantábrica cuenta con unos 125 ejemplares, principalmente en la zona occidental de Asturias y León

La población cantábrica de osos se enfrenta a un futuro incierto por diversos factores: envenenamientos, pistas forestales, incendios, furtivismo y excesivo aprovechamientos cinegéticos en áreas oseras, según los firmantes.

Los conservacionistas afirman que el furtivismo, decadente a finales de los 90, "ha reaparecido con virulencia en los últimos años y se ha manifestado de un modo especialmente violento en Castilla y León"

Los firmantes aportan una lista de animales hallados muertos en los últimos años en la que se "refleja la relación de osos muertos en los últimos 10 años y cómo en Castilla y León, en cuyo territorio han sido aniquilados 10 de los 13 animales localizados, el fenómeno es especialmente llamativo"

"Aún más grave -afirman los conservacionistas- resulta que 6 de esos 10 animales localizados muertos en Castilla y León pertenecieran a la población oriental, dato del que subyace la gestión realizada en el Parque Natural de Fuentes Carrionas, dirigida exclusivamente a la explotación cinegética de ciervos y jabalíes."

Afirma la nota que en este espacio "las acciones de conservación de especies amenazadas han quedado relegadas cuando no directamente omitidas -baste decir que carece de Plan Rector de Uso y Gestión- y donde se ha llegado incluso a la persecución de lobos con medios ilegales por parte de funcionarios".

En la lista de quejas a la administración autonómica se recuerdan la ubicación de parques eólicos en zonas de urogallos, el envenenamiento masivo de topillos, las talas ilegales en las Navas del Marqués y el incumplimiento de dictámenes que ordenan el cierre de minas a cielo abierto en León.