EE.UU. prohíbe la importación de camarón costarricense por no proteger a las tortugas

  • San José, 7 may (EFE).- Estados Unidos prohibió desde el pasado 1 de mayo la importación de camarón procedente de Costa Rica, pues determinó que el país no cumple con las medidas establecidas para proteger a las tortugas marinas durante la pesca de este crustáceo.

EE.UU. prohíbe la importación de camarón costarricense por no proteger a las tortugas

EE.UU. prohíbe la importación de camarón costarricense por no proteger a las tortugas

San José, 7 may (EFE).- Estados Unidos prohibió desde el pasado 1 de mayo la importación de camarón procedente de Costa Rica, pues determinó que el país no cumple con las medidas establecidas para proteger a las tortugas marinas durante la pesca de este crustáceo.

La embajada estadounidense en San José confirmó hoy a Efe esta decisión tomada por el Departamento de Estado, basado en los requisitos de la Ley Pública de ese país para la pesca comercial de camarones.

De acuerdo con un comunicado oficial de la embajada, la ley estadounidense "prohíbe la importación de camarones pescados en formas peligrosas para las tortugas marinas, a menos que el Departamento de Estado certifique que la nación pesquera posee un programa de protección de las tortugas marinas, comparable con el que tiene Estados Unidos, o que cuenta con un ambiente pesquero que no representa una amenaza para las tortugas".

El principal requisito para poder exportar camarón a EE.UU. es que las embarcaciones posean un Dispositivo Excluidor de Tortugas (DET), para prevenir el ahogo accidental de estos animales en las redes de arrastre para camarones.

Semanas atrás organizaciones ambientalistas costarricenses habían denunciado que las flotas que pescan camarón en el país no estaban utilizando el DET y que el estatal Instituto de Pesca (Incopesca) no ha llevado a cabo las sanciones que establece la ley en estos casos.

El Programa de Restauración de la Tortuga Marina (Pretoma) señaló en un comunicado que hasta ahora Incopesca ha actuado de forma negligente y no ha sido estricto para exigir el cumplimiento de la ley a los barcos camaroneros.

"Este es el cuarto embargo que sufre Costa Rica desde 1999, lo que viene a comprobar que desde hace mucho tiempo la política oficial del Estado ha sido ignorar la legislación nacional que obliga al uso del DET, y permitir la masacre innecesaria de miles de tortugas marinas, ahogadas en las redes de los camaroneros", dijo Randall Arauz, presidente de Pretoma.

"Ahora nuestra preocupación es el resto de los países de Centroamérica donde ocurre la pesca de camarón por arrastre, ya que en ningún lugar de la región se hace cumplir la regulación del DET estrictamente", agregó.

Hasta ahora, el Gobierno costarricense no ha confirmado el embargo, y las autoridades han manifestado que no han recibido la notificación oficial por parte de EE.UU.