El ministro peruano de Ambiente reitera la oposición al ingreso de alimentos transgénicos

  • Lima, 7 mar (EFE).- El ministro del Ambiente Antonio Brack reiteró hoy que la primera opción para Perú es que sea "un país orgánico, megadiverso libre de transgénicos", ante el peligro de contaminación de cultivos nativos como la papa, el maíz o el algodón con sus similares transgénicos.

El ministro peruano de Ambiente reitera la oposición al ingreso de alimentos transgénicos

El ministro peruano de Ambiente reitera la oposición al ingreso de alimentos transgénicos

Lima, 7 mar (EFE).- El ministro del Ambiente Antonio Brack reiteró hoy que la primera opción para Perú es que sea "un país orgánico, megadiverso libre de transgénicos", ante el peligro de contaminación de cultivos nativos como la papa, el maíz o el algodón con sus similares transgénicos.

"Que venga al Perú banano transgénico o mango. Eso no es biodiversidad nuestra, pero traer maíz transgénico, que puede contaminar maíces nativos como el gigante del Urubamba o el maíz morado, sería criminal y no quiero pasar a la historia participando de ese crimen", declaró Brack al diario El Comercio, de Lima.

El ministro insistió en que su planteamiento "necesita de un consentimiento de la sociedad", pero señaló que si no logra que el país esté totalmente libre de productos modificados genéticamente entonces optará por que se permitan los que no son parte de la biodiversidad.

"En maíz, Perú y México son los mayores centros de megadiversidad genética y en algodón somos un centro de fibra larga y fina", apuntó.

Brack comentó los recientes estudios de la revista Molecular Energy, en los que no queda duda de que los maíces transgénicos cultivados en México han contaminado con su polen los maíces nativos de ese país.

El ministro de la cartera más joven del Gobierno de Alan García, creada hace sólo diez meses, denunció que hay "algunos irresponsables" que han sembrado en Perú semillas de maíz transgénico, proveniente de Brasil, Argentina y Paraguay como comida para animales.

"Eso está prohibido. Estamos investigando y denunciaremos a esta gente si la ubicamos", indicó tras señalar que se trataría de zonas que no tienen alta diversidad de maíces nativos.

Sin embargo, el ministro peruano alertó de que antes que las medidas de control y la normativa para proteger cultivos nativos está la necesidad de tener un registro de sus recursos.

"No hemos registrado la maca, el camu camu o el aguaymanto. Brasil ha registrado 5.000 nombres de sus recursos genéticos. Eso es lo que tenemos que hacer porque no sabemos lo que tenemos ni lo que nos pueden robar", dijo Brack.

En opinión del experimentado ambientalista, Perú está mejor que los demás países de la Comunidad Andina en esa materia (Bolivia, Colombia y Ecuador) porque tiene un reglamento de acceso a los recursos genéticos, una legislación muy completa en el ámbito internacional y cumple con la legislación de bioseguridad del Acuerdo de Cartagena, marco jurídico del bloque suramericano.

El manejo de los recursos genéticos andinos fue precisamente uno de los argumentos de Bolivia para rechazar la negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y de un acuerdo de asociación política y económica con la Unión Europea (UE), que está actualmente en conversaciones.