JJ.OO.- La Villa Olímpica tendrá un lago, zonas verdes y aprovechará la luz natural en una apuesta por la sostenibilidad

Se convertirá en viviendas sociales, dos hoteles, zona comercial y de oficinas e instalaciones para la Universidad Deportiva MADRID, 13 (EUROPA PRESS) La Villa Olímpica incluida en el dossier de la candidatura de Madrid 2016 tendrá un lago, un parque, amplias zonas verdes entre los diferentes edificios y aprovechará la luz natural, entre otras cosas, dentro de su apuesta por la sostenibilidad, según se desprende del dossier hecho público hoy por el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, y que los responsables de Madrid 2016 entregaron el pasado miércoles en la sede del Comité Olímpico Internacional (COI) en Lausana (Suiza). La Villa Olímpica se extenderá en una superficie de 46 hectáreas a las que hay que añadir otras 16 de parque. De la entrada principal se pasará a la Plaza de la Villa Olímpica, desde donde saldrá una red de carriles que optimizarán el transporte interno mediante autobuses de emisiones cero y bajo nivel de ruido que funcionarán continuamente alrededor del emplazamiento, conectando los servicios y las instalaciones clave con todas las residencias. Además, desde este nudo saldrá una gran avenida que conectará las diferentes instalaciones. Las más importantes serán las destinadas a residencias de atletas y oficiales, bloques de apartamentos y casas semiindependientes de entre tres y quince pisos --serán ocho de media-- con un total de 17.800 camas. Cada vivienda tendrá una sala de estar equipada con fibra ótica, redes inalámbricas y tele por cable, así como un baño por cada cuatro personas como máximo. Las viviendas tendrán entre dos y cuatro dormitorios, y la mayoría de los mismos serán dobles (8.386 habitaciones), aunque también habrá individuales (1.028 habitaciones). Durante los Paralímpicos, habrá 308 estancias individuales y 3.431 dobles, con 7.170 camas en total. Asimismo, cada equipo tendrá espacio para oficinas, servicio médico y almacenamiento en su zona de alojamiento, y habrá centros de lavandería gratuita para los residentes. Además, habrá dos hoteles nuevos para alojar a algunos residentes, y en todas las subsedes de fútbol, así como en Valencia, habrá hoteles de cuatro estrellas para los deportistas. ZONAS COMUNES En cuanto a las zonas comunes, el Centro de Bienvenida de la Villa, en su entrada, tendrá las zonas de carga y descarga de transportes, las operaciones de seguridad, el Centro de Acreditación, el mostrador de resolución de incidencias, un áreas de espera, la consigna para equipajes y varias oficinas para las reuniones de Registro de la Delegación. Por su parte, el Centro de Servicios de las Instalaciones servirá para solucionar las necesidades logísticas y operativas del emplazamiento, mientras que el Comedor Principal tendrá capacidad para 6.000 personas, a las que se sumarán otras mil plazas del comedor para trabajadores. Completarán la oferta tres instalaciones de 'comida informal' con menús alternativos basados en la cocina española que podrán servir hasta a 1.200 personas. Todo el complejo permitirá una "completa accesibilidad", por lo que la transición entre los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos será "muy fácil". Según el dossier madrileño, la Villa Olímpica, que ha sido diseñada por "profesionales de reconocimiento mundial y experiencia", así como con la colaboración de "atletas que han vivido en villas olímpicas", se convertirá en un "lugar idílico de espacios verdes y acuáticos" Respecto a los efectos medioambientales limitados, Madrid 2016 asegura que serán "limitados" y que se maximizarán los recursos naturales gracias a programas de ahorro de energía como el reciclaje de agua, el calentamiento de agua sanitaria con paneles de energía solar y el reciclaje general de residuos. Además. se reducirá la iluminación artificial y las necesidades de calefacción de los residentes gracias al diseño mediterráneo del complejo, y la compactibilidad reducirá el uso de vehículos a motor particulares. También la conexión con el resto de la ciudad y de las instalaciones deportivas será cómoda y limpia, ya que la Villa Olímpica se encontrará a diez kilómetros del aeropuerto y a "diez minutos" del centro. Así, "todos los atletas y oficiales podrán alojarse en un entorno seguro y confortable", añade el informe madrileño. FINANCIACIÓN Y CALENDARIO En total, el Ayuntamiento destinará 1.308,31 millones de dólares a la Villa Olímpica, mientras que el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos (COJO) aportará 87,64 millones de dólares a las obras temporales. La construcción de la Villa comenzará en julio de 2011 y estará concluida en diciembre de 2015, mientras que las obras temporales se desarrollarán entre enero y mayo de 2016. En concreto, el calendario incluye que en la segunda mitad de 2009 y hasta junio de 2010 se haga la evaluación ambiental y se concluya el Plan Director. Desde abril de 2010 hasta la segunda mitad de 2011 se harán los proyectos de urbanización y paisajismo y se pedirán los permisos para urbanizar, mientras que los proyectos de construcción comenzarán a redactarse en el último trimestre de 2010 y hasta el fin de 2011. Paralelamente se contratarán las obras y comenzarán a ejecutarse los trabajos de urbanización y paisajismo, que deberán estar listos a fin de 2013, a la vez que las obras de edificación, que comenzarán a finales de 2015. Desde principios de 2015 se comenzará con la producción y suministro del equipamiento y puesta en servicio de las instalaciones, para concluir con el cierre de seguridad de la Villa. Tras la celebración de los Juegos en agosto de 2016 se hará la transición a los Paralímpicos y, durante el último trimestre de 2016 y el primero de 2017, se desmontarán las instalaciones, que terminarán de adaptarse en septiembre de 2017, cuando podrán ser entregadas a sus nuevos usuarios. LEGADO OLÍMPICO Estos nuevos usos de las instalaciones olímpicas constituyen el legado de Madrid 2016. Así, dos de los edificios residenciales se convertirán en hoteles --uno de ellos para convenciones-- además de los ya existentes durante los Juegos. El resto se convertirán en viviendas sociales en alquiler, con un 15 por ciento de las mismas reservadas para atletas españoles. Además, la residencia social se reconvertirá en residencia para la tercera edad; el Centro de Seguridad será una Comisaría de Policía; la Policlínica, un centro de salud: el centro multiconfesional será una iglesia; habrá restaurantes y la sede del Comité Organizador Nacional se transformará en una escuela pública. Por su parte, las áreas operativas serán vendidas como espacio comercial y de oficinas para empresas locales; el área deportiva se convertirá en parte del campus de la nueva Universidad Deportiva; y el parque y el lago se mantendrán como legado para los vecinos, aportando además un depósito natural de recogida del agua de las tormentas. BECAS DEPORTIVAS Con respecto a las becas deportivas, la candidatura madrileña prevé 1,32 millones de dólares para África; 4,3 millones, para América; 3,7 millones, para Asia; 3,6 millones, para Europea; y 1,4 millones, para Oceanía. En total, 16,49 millones de dólares para los Juegos Olímpicos y 17.607 viajes. En cuanto a los Paralímpicos las cifras son de 372.000 dólares para África; 1,48 millones para América; 1,69 millones para Asia; 1,25 millones para Europa; y 392.000 dólares para Oceanía. En total, 6.295 viajes y 5,97 millones de dólares.