Nacen cinco pollos de quebrantahuesos en el centro de cría de Cazorla

  • Sevilla/Jaén, 30 mar (EFE).- Cinco pollos de quebrantahuesos, ave rapaz carroñera, que está declarada en peligro crítico de extinción, han nacido esta temporada en el centro de cría en cautividad de Guadelentín, ubicado en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén).

Nacen cinco pollos de quebrantahuesos en el centro de cría de Cazorla

Nacen cinco pollos de quebrantahuesos en el centro de cría de Cazorla

Sevilla/Jaén, 30 mar (EFE).- Cinco pollos de quebrantahuesos, ave rapaz carroñera, que está declarada en peligro crítico de extinción, han nacido esta temporada en el centro de cría en cautividad de Guadelentín, ubicado en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén).

Estos cinco nacimientos suponen "el mejor resultado en la historia" de este centro, construido en 1996 por la Junta de Andalucía para apoyar la reintroducción de esta ave en dicho espacio protegido, de donde se extinguió en la década de los ochenta del pasado siglo, según ha destacado en un comunicado la Fundación Gypaetus, que gestiona este centro.

De los 19 ejemplares de quebrantahuesos que alberga este centro (ocho machos y once hembras) se han emparejado 14 que han puesto ocho huevos, seis de ellos embrionados y de los que han salido adelante cinco pollos "que evolucionan favorablemente al cuidado de sus padres biológicos o adoptivos".

Las parejas reproductoras de esta temporada han sido Cabús y Corba, una de las más antiguas; Elías y Viola, padres por segunda vez; Teyo y Sabina y Tus y Keno, ambas primerizas; y Borosa y Toba que aunque pusieron un huevo no embrionado se han convertido en padres adoptivos del último pollo nacido en el centro de cría en cautividad.

El primer nacimiento tuvo lugar el 28 de enero y el último, el 22 de marzo, y desde 2002 son ya 21 los pollos de quebrantahuesos nacidos en este centro de cría, en el que "la incubación y el desarrollo de los pollos corre principalmente a cargo de los padres, tratando, en todo momento, de que la intervención humana sea la mínima posible", según el comunicado.

Uno de los logros de esta temporada de cría ha sido el nacimiento del primer pollo de Teyo, un macho nacido en 1992 y llegado al CCQ procedente de Austria y que era hasta ahora el único descendiente de uno de los ejemplares fundadores del programa de cría internacional.

Este centro cría pollos de quebrantahuesos para futuras reintroducciones en la naturaleza y sirve de reservorio genético para garantizar la supervivencia de las distintas poblaciones europeas, según ha destacado en el comunicado el gerente de la Fundación Gypaetus, Juan Montes.

Desde 2006 se han liberado en las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas nueve ejemplares de quebrantahuesos de los que cuatro -todos hembras- han fallecido por diversas causas.