CEA dice que si los chiringuitos se reubican fuera de la arena el sector turístico perdería competitividad

Asegura que la demora es negativa para la planificación empresarial y pide que las declaraciones públicas se conviertan en hechos

MIJAS (MÁLAGA), 15 (EUROPA PRESS)

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) considera que la reubicación de los chiringuitos fuera de la arena supondría una pérdida de competitividad para el sector turístico andaluz frente a otros destinos competidores del Mediterráneo.

El secretario general de la CEA, Antonio Carrillo, se reunió en la mañana de hoy con los responsables de la Federación Andaluza de Empresarios de Playas en el Centro Andaluz de Formación Integral de las Industrias del Ocio, CIO Mijas (Málaga), para analizar la suspensión de la renovación de las licencias de los chiringuitos de playas y el proceso abierto con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Así, según informaron desde la CEA en un comunicado, los representantes empresariales subrayaron los efectos negativos que genera en la actividad del sector, tanto en términos de empleo como de ingresos turísticos, el hecho de que no se renueven las licencias.

En este sentido, apuntaron que la demora en la resolución de las concesiones administrativas para autorizar la continuidad de la actividad de los chiringuitos "podría agudizar sus negativos efectos en la próxima temporada estival", además de perjudicar a la planificación y a la contratación del personal necesario, tal y como ya han denunciado los propios empresarios de playas en varias ocasiones.

RESOLUCIÓN "INMEDIATA"

A juicio de la CEA, ha de haber una "mayor agilidad" en la resolución del conflicto "para garantizar la permanencia" de unas instalaciones "que forman parte del acervo cultural y del estilo de vida mediterráneo", además de suponer un "innegable atractivo turístico para los turistas comunitarios y extracomunitarios".

"Si no se llega a una resolución inmediata de la problemática y se evita de forma indiscriminada el traslado de los chiringuitos playeros asentados en la arena a los paseos marítimos, se producirá una pérdida de la imagen turística de difícil reparación y una experiencia turística insatisfactoria de los turistas que visiten nuestras costas para conocer nuestras más genuinas costumbres", resaltaron.

Para la CEA, estas posibles reubicaciones conllevarían unos costes, y precisaron que en los destinos maduros y consolidados, como es el andaluz, no cree que puedan ofrecerse alternativas ya que no están acondicionados "y los paseos marítimos carecen de las dimensiones necesarias para la reubicación de los chiringuitos", ya que en la práctica totalidad se encuentran adosados a éstos y rodeados por el muro de ribera.

Por todo ello, esperaron que, tras semanas de declaraciones públicas por parte de todos los implicados en dicha problemática, "las voluntades se conviertan en decisiones y hechos que garanticen la seguridad jurídica a los empresarios y trabajadores turísticos" de un sector que engloba a más de 2.000 establecimientos y que genera más de 40.000 empleos además de facturar 500 millones de euros anuales.