Científicos del CSIC proponen una serie de TV para concienciar sobre las Tablas de Daimiel

  • Madrid, 7 mar (EFE).- Un equipo de investigadores del CSIC ha planteado la idea de hacer una comedia televisiva de situación al estilo de "Los Serrano", para "concienciar" a la sociedad sobre la problemática hidrológica de las Tablas de Daimiel (Ciudad Real).

Madrid, 7 mar (EFE).- Un equipo de investigadores del CSIC ha planteado la idea de hacer una comedia televisiva de situación al estilo de "Los Serrano", para "concienciar" a la sociedad sobre la problemática hidrológica de las Tablas de Daimiel (Ciudad Real).

La propuesta ha sido presentada recientemente a la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) a través del Consorcio del Alto Guadiana, organismo encargado de gestionar el Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG).

La idea se enmarca dentro de un proyecto dirigido por los doctores Santos Cirujano Bracamonte y Miguel Álvarez Cobelas, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), para la recuperación paulatina de los valores naturales en este espacio protegido.

El problema que arrastra desde hace décadas este espacio natural "no es ambiental, sino de conciencia social", por lo que una forma de hacerle llegar a la sociedad la situación que atraviesa este peculiar ecosistema podría pasar por producir una serie de televisión, explica Cobelas en una entrevista con Efe.

La idea sería crear una comedia de situación, tipo "Los Serrano", que se desarrolle en la región y que desvele los distintos puntos de vista del entramado sociopolítico que afecta a Las Tablas.

El mensaje que se transmitiría "es claro", según Cobelas. "Hay que hacer lo posible por mejorar el uso del agua en Castilla-La Mancha y crear instrumentos que sean útiles para ello".

En cuanto a la viabilidad del proyecto presentado a la CHG, Cobelas lo considera "realista", puesto que se trata de "un plan gradual de actuaciones, sostenido en el tiempo", cuya inversión sería "relativamente modesta", puesto que se prolongaría a lo largo de los años.

En concreto, el estudio abordaría distintas actuaciones a dos escalas, en la cuenca del Guadiana y en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, centrando especial atención en la calidad y la cantidad del agua.

La propuesta aborda medidas tales como la retirada de los sedimentos acumulados por la contaminación en las capas más superficiales del suelo de Las Tablas cuando la cantidad de agua que haya sea baja.

Además, el saneamiento hidrológico del humedal, en años en que reciba mucha agua, podría llevarse a cabo mediante la liberación de pequeñas cantidades de agua por las compuertas del humedal.

Asimismo, plantean la depuración de contaminantes a través de la creación de humedales artificiales, la mejora en el sistema de depuración en la cuenca del Guadiana o la reforestación de los cauces para atenuar la contaminación difusa, que evitaría que la contaminación proveniente, por ejemplo, de los abonos utilizados en el campo quede en los árboles de la cuenca y no llegue al agua.

En cuanto a la agricultura, los científicos proponen replantear los sistemas de cultivo en la zona del Alto Guadiana, puesto que consideran que el actual consumo de agua en la zona "es insostenible".

"No hace falta tanta agua para obtener los rendimientos de cultivo que se obtienen en la zona", afirma Cobelas, por lo que instan a racionalizar el agua haciendo compatible la conservación ambiental con la preservación de la socioeconomía rural, puesto que la situación de Las Tablas afecta también a un sector que vive del denominado "turismo verde".

No obstante, "a la mayor parte del electorado de Castilla-La Mancha todos estos temas ambientales le dan igual", según Cobelas, por lo que el futuro de las Tablas dependerá, en gran medida, de la concienciación social y la presión mediática que se ejerza para salvaguardar este enclave tan amenazado.

"Hasta que no haya un cambio de actitud social ante el problema, hasta que a la sociedad de Castilla-La Mancha no le importe este asunto, esto no se resolverá y habremos tirado 3.000 millones de euros (inversión destinada al PEAG) a la basura", señaló Cobelas.

Luna Muñoz Anula