El Ayuntamiento de Ávila asegura que la tala de árboles en la Ciudad Deportiva responde a su mal estado y al "peligro"

ÁVILA, 19 (EUROPA PRESS) El equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Ávila defendió hoy que los abetos que fueron talados en la Ciudad Deportiva de la capital se encontraban en mal estado y podían constituir un peligro. Así y tras las acusaciones realizadas, a este respeto, por Izquierda Unida, el equipo de Gobierno señaló que el Servicio Municipal de Jardines llevó a cabo la inspección de los árboles existentes en el paseo principal de la Ciudad Deportiva, lo que permitió comprobar que tres de los abetos allí existentes "presentaban un gran peligro por la posibilidad de caída hacia el paseo si se producían días de viento". Asimismo, se constató la existencia de "grandes grietas", de más de cinco centímetros, en la zona donde el tronco se une al terreno, "lo que constituye un síntoma claro y evidente del movimiento oscilante del árbol, según el informe técnico efectuado a tal efecto". "Dada la peligrosidad de esta situación, se ha optado por la retirada de los tres que presentaban peligro inminente", señaló el equipo de Gobierno antes de asegurar que decidió de forma conjunta con el personal de la Ciudad Deportiva la retirada del resto de los abetos existentes en el paseo "puesto que el mismo problema se plantearía próximamente en los mismos, dado que no existe terreno suficiente para que árboles de gran tamaño arraiguen de forma segura". A la hora de proceder a la retirada de estos abetos se optó por trasplantarlos a otros jardines, por lo que varios de ellos han sido llevados al Jardín de las Hervencias, aunque "otros ejemplares no ha sido posible trasplantarlos, dado que al intentar sacarlos han dañado sus raíces". También se talaron las arizónicas situadas en la zona de entrada a la piscina de verano dado que el Servicio Municipal de Jardines comprobó que se apoyaban en el edificio destinado a los vestuarios, "por lo que para evitar daños mayores se optó por la tala de la mismas". De manera precia, el portavoz municipal de IU-LV, manifestó que el Partido Popular "siempre hace lo más fácil sin plantearse alternativas, y si descubre que una raíces pueden afectar algún día a alguna tubería mal colocada, se corta el árbol y ya está". A su juicio, se trata de un "atropello medioambiental" arrancar los árboles desde la entrada de las instalaciones hasta la residencia "con el pretexto de evitar que las raíces de los mismos afectasen a las tuberías de la zona, algo particularmente grave cuando ésta tendrá que sufrir profundas renovaciones cuando se construya la nueva residencia". En este sentido, aseguró que cada una de las intervenciones que el Partido Popular lleva a cabo en la Ciudad Deportiva "lleva aparejada de la tala de árboles" y recordó la remodelación hace unos años de las pistas exteriores, donde la mejora de las mismas conllevó la tala de cerca de una treintena de árboles. La política medioambiental del PP "no sólo deja mucho que desear en los últimos años, sino que parece ser qué es incompatible con el disfrute del deporte y de las instalaciones deportivas", añadió.