Empresarios de Marbella y Estepona conocen la nueva Orden de Incentivos de la Junta

MÁLAGA, 13 (EUROPA PRESS)

Empresarios de Marbella y Estepona han conocido hoy la nueva Orden de Incentivos para el Fomento de la Innovación y el Desarrollo Empresarial de Andalucía 2009-2013 creada por la Junta de Andalucía, para facilitar mayor liquidez a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas empresas (pymes), y que contará con un presupuesto de 1.500 millones de euros para el territorio andaluz.

Así, la delegada de Innovación, Ciencia y Empresa en Málaga, Pilar Serrano, destacó en la presentación de este programa de ayudas que la medida supone "una apuesta por incentivar a las empresas, desde la responsabilidad que asume el Gobierno andaluz en estos tiempos de crisis para apoyar la actividad económica y el empleo".

La nueva Orden, que ya se presentó a más de un centenar de empresarios de la Serranía de Ronda, contempla el nuevo plan de incentivos al tejido empresarial del Gobierno andaluz, tras la reformulación llevada a cabo por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, junto a los sindicatos UGT y CCOO y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), para adaptar las líneas de apoyo de las empresas a la actual coyuntura económica.

Según indicaron desde la Junta en un comunicado, esta iniciativa supone "un paso más" en la consolidación de la actividad económica andaluza propiciada por las anteriores órdenes de 2005 y 2007, ya que se prima la innovación, la investigación y desarrollo empresarial como factores estratégicos sobre los que fundamentar el desarrollo económico de Andalucía.

Así, la nueva política de apoyo a empresas comprende una mayor presencia de ayudas financieras como los incentivos reembolsables, donde se suprime el límite de 600.000 euros y la necesidad de aval; préstamos participativos; aportaciones al capital social por invercaria; préstamos del Banco Europeo de Inversiones y la Bonificación del tipo de interés de créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Además, contempla la dotación de avales, incentivos a empresas innovadoras con menos de cinco años para los costes directamente relacionados con la creación de la empresa y otros gastos de funcionamiento --importe máximo de dos millones de euros por empresa--; o el cheque innovación, que se suman a los ya activados en la Orden de 2007.

Otra de las novedades es el abono de anticipos de incentivos directos hasta un máximo del 75 por ciento y sin necesidad de aval. Además, se van a incorporar medidas concretas para favorecer en el ámbito empresarial la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, la incorporación de jóvenes a los proyectos empresariales y el empleo de ex trabajadores de empresas en situación de crisis.

Además, contempla un 10 por ciento adicional en la intensidad de los incentivos para todos aquellos proyectos de creación y modernización empresarial que asuman personal en situación de desempleo, procedente de empresas que actualmente se encuentren en situación de crisis o que la hayan sufrido en los tres últimos años.

"La realidad económica actual está afectando al tejido productivo, al empleo y a la situación de las pymes, por lo que ante la crisis se apuesta por el consenso con los sindicatos y empresarios, y a nivel político por tener el empleo como prioridad máxima y realizar un esfuerzo importante por la innovación", señaló Serrano.

Así, insistió en que las pymes disponen de una nueva herramienta adaptada a sus necesidades, de la que pueden beneficiarse para afrontar etapas difíciles como la actual sin perder su posición en los mercados.

La Orden establece con carácter general un plazo máximo de dos meses para la resolución y notificación de incentivos contados a partir de la fecha de presentación de solicitudes.

ANTERIORES CONVOCATORIAS

Desde 2005, en la provincia de Málaga se han aprobado un total de 77,55 millones de euros en incentivos, con 2.922 empleos creados, lo que ha generado una inversión de 423,37 millones de euros.

De ellos, 42,35 millones se destinaron a proyectos que favorecían la modernización e incorporación de las nuevas tecnologías a las empresas, mientras que 15,6 millones fueron para iniciativas de I+D+i, y otros 15 millones para la creación de empresas.

En la anterior orden, se apoyaron en la Costa del Sol un total de 87 proyectos de empresas por un valor superior a los 1,5 millones de euros. Así, en Estepona se incentivaron con 150.000 euros un total de 13 iniciativas empresariales, mientras que en Marbella ascendieron a 37 por un valor superior a los 500.000 euros.