Espinosa dice en Estambul que la desalinización es una solución segura y sostenible para escasez

  • Estambul, 20 mar (EFE).- La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, aseguró hoy que la desalinización constituye un recurso hídrico de importancia estratégica y es una solución segura y sostenible para superar los problemas de agua del nuevo milenio.

Espinosa dice en Estambul que la desalinización es una solución segura y sostenible para escasez

Espinosa dice en Estambul que la desalinización es una solución segura y sostenible para escasez

Estambul, 20 mar (EFE).- La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, aseguró hoy que la desalinización constituye un recurso hídrico de importancia estratégica y es una solución segura y sostenible para superar los problemas de agua del nuevo milenio.

Durante su participación en un evento sobre desalinización en el Foro Mundial del Agua, que se celebra en Estambul (Turquía), Espinosa advirtió de que en determinadas zonas y regiones, la desalinización es "la única forma de garantizar con seguridad el abastecimiento urbano, las necesidades turísticas y, en España al menos, un segmento avanzado de la agricultura más productiva".

La ministra recordó que alrededor de 3 millones de españoles consumen agua desalinizada, cifra que se triplicará en los próximos años.

A su juicio, se va a incrementar la necesidad de recurrir a este recurso no convencional para garantizar, en determinadas épocas o durante todo el año, las demandas presentes y futuras de aquellos lugares en los que no existe una garantía total de su uso.

La producción de agua desalinizada sitúa a España en el cuarto lugar a escala mundial, por detrás de Arabia Saudí, Estados Unidos y los Emiratos Árabes, con una producción media próxima a los 1,5 millones de metros cúbicos diarios, que se destinan al abastecimiento a la población y el resto a la agricultura.

Esto, según Espinosa, "implica también corresponsabilidad con aquellos países que tienen ante sí la misma necesidad que tuvimos nosotros", como los del Mediterráneo.

En su intervención, la ministra destacó la necesidad de tener en cuenta el impacto medioambiental de esta tecnología y aseguró que es posible compatibilizar, "en la mayor parte de las ocasiones", la instalación de plantas con la conservación de los recursos naturales del litoral, "si bien cada caso concreto debe ser objeto de estudio y evaluación pormenorizados".

La ministra aseguró que la reducción de costes energéticos "han sido espectaculares" y precisó que las plantas que se están instalando actualmente en España sólo consumen el 15% de las primeras construidas.

Así, el consumo eléctrico de todas las veinte plantas previstas en el Programa de Desalinización (diez ya en marcha y diez en construcción) no alcanzará ni el 1 por ciento del consumo total en España, una reducción que "va a continuar en el futuro", aseguró Espinosa.

Espinosa abogó, además, por el uso de energías renovables en la generación eléctrica "que alimente a las plantas desalinizadoras".