Medio Ambiente pondrá en marcha el reglamento de protección contra la contaminación lumínica el próximo otoño

SEVILLA, 18 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía pondrá en marcha el próximo otoño el reglamento de protección contra la contaminación lumínica en Andalucía que regulará el alumbrado exterior fijando los criterios para la zonificación lumínica del territorio y las características de las instalaciones de alumbrado.

Según indicó a Europa Press la secretaria general de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Consejería de Medio Ambiente, Esperanza Caro, dicho reglamento, que contempla como uno de sus puntos más destacados la creación de la Oficina para la protección de la calidad del cielo frente a la contaminación lumínica, se encuentra "muy avanzado", por lo que podrá comenzar a funcionar el próximo otoño.

El futuro reglamento pretende compatibilizar los intereses municipales y empresariales con los científicos, ecológicos y de ahorro energético y, además, estipular las condiciones de funcionamiento, régimen y horario de usos del alumbrado, así como desarrollar un procedimiento para la declaración de áreas lumínicas y puntos de referencia establecidos por la Junta o por los ayuntamientos, según corresponda.

Asimismo, la nueva normativa, que declara como puntos de referencia los observatorios astronómicos de Sierra Nevada y Calar Alto, regula la contratación administrativa y la documentación que deben presentar los titulares de actividades sometidas a autorización ambiental unificada, calificación ambiental o licencia de obras, así como la potestad de inspección y control y competencias atribuidas a la Consejería de Medio Ambiente y ayuntamientos.

La norma contempla también la creación de la Oficina para la protección de la calidad del cielo frente a la contaminación lumínica, que se encargará de coordinar, impulsar y promover todo tipo de actuaciones que desarrolle la Consejería de Medio Ambiente en esta materia.

LEY GICA

Esta iniciativa se desarrolla en el marco de la Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental y Ley 34/2007 de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera, así como del Real Decreto 1890/2008 del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el que se aprueba el Reglamento de eficiencia energética en instalaciones de alumbrado exterior.

La contaminación lumínica o alteración de la oscuridad natural del medio nocturno, provocada principalmente por una iluminación artificial inadecuada, tiene efectos negativos en las investigaciones astronómicas, alteraciones en los hábitos de determinadas especies animales y vegetales sensibles a la luz; así como estado de ansiedad y alteraciones del sueño en las personas.

El incremento del consumo de energía eléctrica origina también un mayor coste económico y la generación de contaminantes atmosféricos asociada a la producción de dicha energía.