Tita Cervera: España es un "país atrasado" en el trato a los animales

TOLEDO, 24 (EUROPA PRESS) España es un "país atrasado" en lo que se refiere al trato a los animales. Asi se pronunció hoy la baronesa Thyssen Bornemisza, Carmen Cervera, durante la presentación en Toledo de una campaña para acabar contra la aniquilación de los galgos de caza cuando ya resultan inútiles para ese cometido. Representantes de distintas asociaciones y protectoras de animales, arropados por la baronesa entregaron este martes un total de 22.850 firmas en la sede de la Presidencia de Castilla-La Mancha para promover la protección de los galgos utilizados para la caza en la región. En la presentación de la iniciativa, detallaron que la llamada 'caza con galgo' supone que más de 100.000 galgos sean eliminados al finalizar la temporada cuando no cumplen su cometido o dejan de tener utilidad. De ellos, la mitad son eliminados en Castilla-La Mancha, la comunidad autónoma en la que más se extiende dicha práctica. Cada año, lamentó el presidente de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas (SPAP), Manuel Muñoz Peces Barba, se repiten las imágenes de galgos ahorcados lentamente, apaleados o arrojados a pozos, así como galgos criados de forma masiva, en realas, y en miserables condiciones de alimentación y mantenimiento. Carmen Cervera expresó, visiblemente emocionada, su deseo de que las personas relacionadas con dichas prácticas, "esas bestias sin vergüenza que hacen estas atrocidades", sufran la misma moneda de cambio que sufren los galgos, porque "la vida no sólo está en los humanos, sino en las plantas y los animales", y los humanos, como especie superior, deben velar por el bienestar "de los más débiles". España "es un país atrasado" en estos aspectos --dijo--, "y eso se nota en la forma de tratar a los animales", ya que, según dijo, existe una gran diferencia entre la concepción de las mascotas que existe en España y en otros países, como Estados Unidos o Suiza, donde explicó que ha residido, y, por tanto, ha podido comprobar de primera mano la diferencia.